BAQUIA

La necesidad de comunicar bien

Ayer leía un tuit de Rodolfo Carpintier que decía “Para tener éxito como empresa en las redes sociales, cuantos más empleados tengamos participando en ello, mejor” y automáticamente pensé en cuánta razón había en tan pocas palabras. He de reconocer que Rodolfo tiene un don especial para la brevedad en sus mensajes.

Normalmente (cuando no llueve) en Madrid me desplazo en moto y esta mañana conduciendo, ese tuit vino de nuevo a mi cabeza, ¿por qué?

Porque a pesar de ir con toda la precaución del mundo por eso de que “en la moto la carrocería eres tú”, lo habitual es cruzarse con cantidad de energúmenos (tanto en moto como en coche o autobús) que conducen como si fueran los únicos que van por la calle. Lo he pensado cantidad de veces, si la gente, por simple educación, se comunicara con el resto de conductores, tanto los accidentes, como los atascos serían mucho menores.

En las empresas pasa lo mismo, si no hay un mínimo de comunicación, el equipo no funcionará, o al menos no a largo plazo, acabaremos cayendo en ineficiencias y falta de productividad.

Hace poco el director de una empresa de ingeniería me comentaba que en su empresa tienen problemas de reaprovechamiento del know-how debido a una alta rotación de personal, ya que para muchos proyectos cuentan con el apoyo de becarios, como parte de acuerdos de formación con la Universidad.

Una vez que estos programas de formación finalizan, el estudiante deja la empresa y en muchas ocasiones el trabajo desarrollado se va con ellos, es decir, permanecen los resultados pero no el camino recorrido (conocimiento adquirido) para llegar hasta ahí. De forma que si en otro proyecto se da una problemática similar, habrá que hacer todo de nuevo, con las dificultades y pérdida de tiempo que ello supone.

En una empresa donde la comunicación sea fluida y esté bien organizada, los avances conseguidos en cada proyecto deberían poder ser aprovechados en cada proyecto futuro.
Rodolfo hablaba de tener al máximo número de empleados trabajando por un mismo fin, en su caso las redes sociales, sin embargo es perfectamente aplicable a cualquier otro proyecto en que embarque la empresa.

El principal requisito para conseguir que la gente se alinee con ese objetivo común, es comunicar de forma efectiva. Si el mensaje es claro y todos lo comprenden bien, es más fácil que remen en la misma dirección. 


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios