BAQUIA

Geochild: la pulsera de localizacion de niños

Geochild2Hay proyectos que te llaman la atención desde que escuchas la primera palabra, y el de Geochild es uno de ellos. Se trata de una pulsera con la más avanzada tecnología de localización (no sólo GPS) para no perder a nuestros niños.

Aunque como cabe imaginar, el producto ha variado bastante desde la idea inicial, pues su origen está en un proyecto de fin de Máster en el IE, de localización de pelotas de golf.

La idea resultaba interesante, tras los estudios iniciales se sabía que había mercado, sin embargo al intentar desarrollarlo, fueron conscientes de que faltaba tecnología, principalmente por la cuestión de la batería ¿cómo recargarla? Así que a pesar de los avances conseguidos, decidieron aparcar temporalmente el proyecto.

Y así fue por un par de años, hasta que la aprobación de los nuevos estándares Bluetooth (BT 4.0), permitieron incorporar nuevos elementos al proyecto que lo hacían más viable. Y ya de paso cambiaron el foco del producto, que pasaron a ser los niños ¿acaso hay algo más preciado para cualquier padre?

Volvieron a realizar su planteamiento y como en cualquier startup que se precie, se lanzaron gracias a las 3F (Friends, Family and Fools), que aportaron la inversión inicial.

En los últimos meses, han conseguido desarrollar un producto totalmente estanco (cumple la normativa IP68), perfecto para los pequeños terremotos de la casa, que se carga por inducción en aproximadamente 30 minutos.

El funcionamiento no podía ser más sencillo (se han inspirado en la filosofía de Apple), la pulsera cuenta con 3 luces, la roja indica que hay que cargarlo, la verde que está cargando y la azul que se ha enlazado mediante Bluetooth.

De momento se ha desarrollado el software para iPhone (a partir del 4S) y muy pronto lo tendrán disponible para Android (a partir del 4.3 y siempre que cumpla el estándar BT 4.0) y en un futuro cercano para Windows Phone.

¿Cómo han conseguido meter toda esa tecnología en un tamaño apenas superior a una moneda de 2€?

Geochild5

Al pensar en los niños, se planteaban varios retos iniciales: debe ser resistente, impermeable, pequeño, vistoso (para que el niño no quiera quitársela) y sobre todo funcional: puede funcionar en la piscina o en la playa perfectamente.

Todas las tecnologías existentes que probaron planteaban algún inconveniente, así que todo el desarrollo es propio, y para ello han contado con otras empresas de ingeniería también españolas, hasta conseguir algo totalmente diferente de los productos existentes en el mercado. Pues no lleva SIM, es decir, una vez adquirido no hay que hacer frente a ninguna cuota mensual, simplemente enlazarlo con nuestro móvil y listos, pudiendo controlar a varios niños desde un mismo smartphone, el límite lo pone el fabricante (no más de 5 para iPhone, y sin un límite establecido para Android).

La pulsera tiene una capacidad de grabación de 805 horas, una vez que se llega al final de la memoria, comienza de nuevo a registrar desde el principio, asegurándonos que los últimos datos son siempre accesibles.

La señal se transmite por Bluetooth, y tiene dos modos de funcionamiento:
  – Online: cuando el padre indica desde su smartphone que quiere activar la conexión y registrar la localización cada segundo.
  – Offline: cuando la señal con el smartphone se pierde durante un periodo preestablecido de tiempo, en ese momento se minimiza el consumo por parte del Bluetooth y la pulsera comienza a registrar todos los movimientos, con una frecuencia de grabación cada varios segundos para optimizar la duración de la batería.

 

Todas las gestiones se hacen desde nuestro smartphone, y la señal de Bluetooth tiene un alcance equivalente a un campo de fútbol (incluyendo graderíos), es decir, a unos 60 metros de distancia que es lo que permite BT 4.0.

Geochild3Por debajo de esa  distancia podemos determinar cuál es nuestra zona de seguridad, de forma que si el niño se aleja más allá, nuestro smartphone nos alertará mostrándonos en un mapa dónde se encuentra el niño en tiempo real, con un margen de error inferior a 2 metros.

Más allá de esos 60 metros, no será posible mostrar la situación en tiempo real, pero si se mostrará dónde se encontraba la última vez, de forma que en cuanto la pulsera se encuentre de nuevo en un radio de 60 metros, volverá a activarse el link de forma automática y se mostrará la localización en la pantalla.

Geochild4Si nos encontramos en interiores (garajes, centros comerciales,…) o sitios en los que la señal GPS es insuficiente, se pone en marcha la función radar que, si bien no nos puede informar de la localización con total certitud, si nos indica en qué dirección y a qué distancia aproximada se encuentra el niño.

Por último, dos cosas a tener en cuenta:
   1. Se trata de un proyecto 100% Made In Spain, pues desde la concepción de la idea hasta la fabricación del producto, pasando por todas las fases de ingeniería y desarrollo, todo está realizado por empresas españolas.
   2. Han querido incluir una componente solidaria en estas pulseras, de forma que por cada unidad vendida, se donará automáticamente 1€ a los niños de África.

 

La pulsera saldrá a la venta en los próximos meses por un precio cercano a los 95€ + IVA, aunque poco antes de su lanzamiento oficial, habilitarán un periodo de pre-order por un precio inferior.

¿Qué os parece este proyecto? Quien diga que no hay innovación en España es que no lee nuestra sección de Startups


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios