BAQUIA

Consejos para mejorar tu marca personal en LinkedIn

A penas había pasado un mes desde que pisé por primera vez la universidad cuando uno de mis profesores nos ordenó abrirnos un perfil en LinkedIn como parte de una práctica de la asignatura. Tanto a mí como a muchos de mis compañeros nos costó entender el por qué era necesario estar presentes en una web de “búsqueda de empleo” cuando ya tenían trabajo o no estaban interesados en tenerlo todavía. Se trataba de algo bien sencillo: LinkedIn es mucho más que un portal de búsqueda de empleo o un currículum digital.

Tardé poco en darme cuenta de las posibilidades de esta red social. Y como yo, muchos profesionales de todo tipo de sectores cuentan ya con una presencia en LinkedIn. A día de hoy, ya hay cinco millones de usuarios en España y cientos en el mundo entero (259 para ser concretos, superando hace poco el número de usuarios activos de Twitter). Sin embargo, muchos de ellos, aun sin saberlo, no lo utilizan de la forma correcta. No basta con crear una cuenta y completar algún que otro campo con tu formación y experiencia laboral. LinkedIn es un lugar donde añadir valor y potenciar nuestra imagen profesional, es decir, crear y mantener nuestra marca personal.

Definicion marca personal

Desde hace muchos años, las compañías entienden la importancia de las marcas. “Hoy, en la Era de las Personas, tú debes ser tu propia marca”, explicaba en un artículo Tom Peters, creador del concepto en 1997. Sin duda, el concepto ha evolucionado desde entonces hasta ahora, pero en definitiva, mantiene su esencia ligada al marketing: hay que saber vendernos.

No debemos esperar a que una empresa publique una oferta de empleo. Debemos actuar activamente generando contenido y difundiéndolo. Sólo de esta forma conseguiremos acceder a determinadas ofertas de trabajo que no se publican (por todos es ya conocido el poder del “boca a boca”).

Pero, ¿cómo venderse? Se trata, sencillamente, de buscar aquello que nos hace diferentes y hacemos bien, y potenciarlo al máximo para ganar presencia y relevancia. LinkedIn es una herramienta ejemplar para mostrar nuestro potencial. Descubre cómo sacarle el máximo partido con seis sencillos consejos:

Marca personal

1. Añade una imagen:

Puedo entender a las personas que no muestran su cara en Facebook o Twitter. Sin embargo, esto no tiene ningún tipo de cabida en LinkedIn. En el mundo real, ¿te fiarías de una empresa o persona que no fuera accesible, a la que no pudieras “poner cara” o con la que no pudieras contactar? Pues ocurre lo mismo en Internet. Debes tratar de generar confianza en torno a tu marca personal. Eso sí, cuida los detalles de la imagen, e intenta transmitir serenidad y profesionalidad (sin renunciar a tu personalidad, por supuesto). No tienes que aparecer con traje y corbata, pero tampoco es recomendable utilizar el recorte de una foto de fiesta con tus amigos.

2. Define cuáles son las palabras clave por las que deseas ser encontrado

Añade estas palabras clave en los apartados de cargo, extracto profesional, experiencia, etc. Por supuesto, deberemos rellenar todos los campos. En cuanto a nuestra situación actual, no es recomendable poner “desempleado” o “en paro”. Seamos un poco más intrépidos, quedará mucho mejor un “en búsqueda activa de nuevos proyectos”, por ejemplo.

3. Personaliza la URL de tu perfil con tu nombre y tus apellidos

De esta manera, será más fácil recordarla para ti, y localizarte para los demás. Además, podrás incluirla en tus tarjetas de visita (muy, muy recomendable), tu blog o tus otras redes sociales.

4. Únete a grupos y participa

Empieza observando qué tipo de debates se publican, comenta aportando conocimiento y participa incluyendo contenidos propios. No sólo estarás informado de las últimas noticias y curiosidades en tu sector, sino que harás nuevos contactos y, sobre todo, estarás creando contenido de valor que respalde tu marca personal.

5. Mantén actualizado tu perfil

Puedes sincronizar tu cuenta de Twitter o publicar manualmente tus mensajes. Es buena idea compartir en LinkedIn noticias relevantes de tu sector y tus propios puntos de vista. Por ejemplo, puedes hacer preguntas sobre un problema candente que afecte a tu sector, o compartir información de los eventos relacionados con tu industria a los que vayas a asistir. Pongamos que eres diseñador gráfico, y acabas de enterarte de que una conocida marca ha cambiado su logotipo o su página web. Dile al mundo lo que opinas, no tengas miedo a expresar tu opinión. Hazlo siempre con profesionalidad y conseguirás diferenciarte del resto.

6. Investiga a la competencia

Para finalizar, un pequeño truco que yo misma he puesto en práctica en alguna que otra ocasión. Busca en LinkedIn a las personas que actualmente se encuentran en el puesto de trabajo que a ti te gustaría tener algún día. Busca las palabras clave que creas convenientes y fíltralas por compañías. Este ejercicio servirá para mejorar tu propio perfil, identificando que tipo de habilidades necesitas incorporar o resaltar, que grupos de LinkedIn podrían interesante, etc.

Y tú, ¿cuidas tu marca personal en LinkedIn?


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios