BAQUIA

Empresas británicas y canadienses podrían estar sacando sus datos de EEUU por miedo a la NSA

La empresa de Hosting Peer1 ha realizado una encuesta a 300 empresas británicas y canadienses con objeto de conocer si el caso Snowden ha tenido algún tipo de efecto sobre las medidas de seguridad de sus datos. El estudió ha revelado que una de cada cuatro empresas ha preferido mover sus datos a otros países, y que el 70 % valora más la seguridad que la velocidad de acceso. A pesar de ello EEUU sigue siendo el país extranjero donde tanto las compañías británicas como las canadienses prefieren alojar sus datos en caso de no hacerlo en el suyo propio.
Otro dato que se destaca en el informe es que el 60% de los encuestados declaran no saber lo suficiente sobre las leyes que se aplican a la seguridad de datos, y que el 44% considera que son confusas.
Del estudio se pueden sacar distintas conclusiones. La primera podría ser que el gobierno de los EEUU debería darse prisa en mejorar sus leyes para garantizar la privacidad de la información si no quiere que sus empresas sigan perdiendo clientes, Y por otro lado, que la tecnología cloud no parece que vaya a estar amenazada; sino que los clientes seguirán usándola allí donde crean que sus datos están más seguros. Aunque si la sombra de la NSA se extiende, como parece, fuera de sus fronteras ¿cómo sabemos qué países no colaboran con ellos?. En realidad la solución podría ser una nueva legislación internacional que protegiera adecuadamente la privacidad de los ciudadanos, así como la seguridad frente al terrorismo; y de esta forma a pesar de los avances tecnológicos la confidencialidad de la información estaría mejor garantizada. Pero estamos viendo una vez más como la ciencia/tecnología se adelanta a las leyes.
Las que si van a salir beneficiadas de este asunto son las empresas que se dediquen al cifrado de datos; de las que se espera tengan un cierto auge en este año 2014. Por otro lado, también es cierto que hay rumores de que la NSA ya está haciendo ensayos de computación cuántica, que entre otras cosas facilitaría un descifrado extremadamente rápido de la mayoría de los algoritmos de encriptación actuales. 


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios