BAQUIA

Big Data para dummies

Al igual que el resto de los nuevos conceptos de TI, el Big Data ha llegado pisando fuerte, y durante el último año ha pasado a convertirse en uno de los términos más sonados. Confirmado, el Big Data está de moda. Si crees que este macroconcepto podría ser algo útil para tu negocio, o simplemente estás cansado de estar perdido en las conversaciones relacionadas con sus aplicaciones y sus beneficios, no puedes dejar de leer.

Big data i

¿Qué es el Big Data?

El Big Data es un término aplicado a conjuntos de datos que superan la capacidad del software habitual para ser capturados, gestionados y procesados en un tiempo razonable.

En líneas generales, consiste en utilizar, manipular o aprovechar grandes volúmenes de información estructurada y no estructurada, para entender el valor de la información que tiene una empresa y convertirla en una ventaja competitiva.

Un error frecuente es pensar que el Big Data sólo sirve para esto o aquello. Las oportunidades que brinda Big Data son tan amplias como las necesidades particulares de cada negocio, y aunque primeramente ha sido adoptado por las grandes empresas, cada vez son más los pequeños negocios que han comenzado a utilizar esta tecnología.

Big data ii

¿Qué incluye el Big Data?

Como antes hemos mencionado, en Big Data pueden utilizarse dos tipos de contenidos:

– Datos estructurados:

Se trata de aquellos datos “ordenados” que las empresas suelen recoger en sus bases de datos tradicionales: nombres de clientes, su fecha de nacimiento, su dirección, su email, etc.

– Datos sin estructurar:

Son aquellos datos que no tienen ningún orden pero que contienen una valiosa información. El ejemplo más claro es aquella información que una empresa puede obtener a través de las redes sociales: likes, seguidores, retweets, comentarios, etc. Por lo general, estos datos aportan información sobre gustos, intereses, objetivos…

Las cuatro “V” del Big Data

En el Big Data existen cuatro dimensiones que deben tenerse en cuenta, ya que cada una de ellas puede representar beneficios para cualquier organización:

Volumen:

La cantidad de datos presentes en las compañías crece cada vez más, transformándose rápidamente en terabytes (miles de gigabytes) y petabytes (miles de terabytes). Y no sólo eso, sino que un conjunto de archivos de tamaño no necesariamente grande (por ejemplo, bytes), puede en realidad albergar millones de archivos, complicando seriamente su análisis.

Por poner un ejemplo, en Twitter se publican diariamente alrededor de 12 terabytes de información en tweets. El Big Data es capaz de transformar esta enorme cantidad de datos en un análisis avanzado sobre la opinión pública hacia un determinado producto.

Velocidad:

Puede que, mientras el volumen de datos no sea un problema para nuestro negocio, sí lo sea el tiempo requerido para acceder a cierta información almacenada.

En este aspecto, el Big Data podría ser útil para, por ejemplo, evitar fraudes bancarios. Según datos de IBM, esta tecnología es capaz de revisar hasta 5 millones de transacciones diarias y generar alarmas en tiempo real, cuando se identifican fraudes potenciales.

Variedad:

El Big Data está formado por toda clase de datos y todo tipo de formatos, desde textos, audios y videos hasta direcciones web. La idea es encontrar nuevos elementos y maximizar su alcance en los negocios cuando en ellos se mezclan todas las clases de información.

Veracidad:

El Big Data es una buena alternativa a la recopilación de datos de forma dudosa, ya que este solamente proviene de acciones y transacciones reales. De esta forma, la compañía sabe que no está partiendo de supuestos, algo muy útil a la hora de tomar decisiones o analizar un determinado producto.

 

En definitiva, podríamos decir que la importancia del Big Data en un negocio llega al punto de que, bien gestionado, es capaz de nivelar la balanza de una decisión empresarial, hacia un lado o hacia el otro.

Pero, ¿por donde empezar a implementar este tipo de tecnología en nuestra empresa? Próximamente publicaremos un artículo sobre algunos casos específicos de éxito del Big Data en todo tipo de empresas.
 


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios