BAQUIA

Fases del proceso de Design Thinking

Las herramientas de cada etapa son a gusto del responsable del proyecto. Desde mi punto de vista, no hay herramientas específicas de Design Thinking. Enumeraremos algunas de ellas que pueden ser útiles en las diversas etapas.

Un concepto que usaremos en el post es el de reto, que en nomenclatura de Design Thinking representa el objetivo que pretendemos alcanzar.

Los pasos que vamos a repasar son:
– Descubrimiento.
– Interpretación.
– Ideación.
– Experimentación.
– Evolución.

Descubrimiento

El descubrimiento es la fase inicial y expansiva de nuestro proceso creativo. Supone abrirse a diversos tipos de estímulos, a diversas opiniones y fuentes. No es en absoluto un proceso de brainstorming (que vendrá más adelante). Es un proceso de investigación tanto sobre lo que supone el reto que tenemos sobre la mesa como su entorno. Debemos no sólo identificar el problema al que nos enfrentamos, sino ponernos en la piel del usuario o cliente de la aplicación, buscando hechos, análisis del entorno económico, social, cultura, etc. El descubrimiento actúa como una fase de inspiración, nos da un regusto del entorno de nuestro reto.

En esta fase podemos realizar entrevistas, hacer investigación documental, trabajos de campo que nos permitan ponernos en la piel del usuario o cliente, y en todas ellas recopilar información que nos ayude a inspirarnos.

Interpretación

La fase de descubrimiento nos dará multitud de datos. Pero debemos convertir estos datos en información. Debemos encontrar sentido a todas las entradas (o algunas de ellas) que hayamos recibido. Esto transformará las fuentes en elementos accionables dentro del proyecto.

Se trata por tanto de empezar a estructurar la información de la que disponemos. Se pueden usar herramientas como mapas mentales, razones y barreras para resolver el reto, y un concepto que nos puede acompañar a lo largo de todo el proceso: La persona, que nos permite buscar arquetipos de usuarios finales o potenciales del servicio, representándolos de la forma más concreta y gráfica posible. Por ejemplo, se trata de impersonar el concepto ‘dirigido a los jovenes’ en ‘Antonio, 22 años, estudiante de arquitectura, con novia y un hermano’. Aunque parece que concretamos demasiado, nuestra Persona nos ayuda a pensar en el problema de una forma muy concreta. Esta persona apoyará todo el proceso de diseño y de implementación, y nos referiremos a ella siempre que necesitemos.

Ideación

La ideación es el paso del proceso donde generamos las ideas, como su nombre indica. Se trata de generar multitud de ideas. Es aquí donde sí hablamos como herramienta principal del brainstorming. Pero en línea con este pensamiento integrador del Design Thinking, se recomienda que se incluyan en el proceso personas ajenas al reto al que nos enfrentamos, incluso externas a la compañía si es posible.

Deberemos terminar este proceso de ideación con una serie de ideas pasadas ya por un tamiz de realidad usando las técnicas que creamos oportunas.

Experimentación

La experimentación o prototipado nos permite convertir las ideas seleccionadas en ideas tangibles y más fácilmente visualizables por el resto del equipo. En el proceso de experimentación no solo acercamos a la realidad conceptos que tenemos en el campo de las ideas, sino que además en el proceso podemos ya enfrentarnos a sub-retos y problemas que aparecerían en la fase de implementación.

En el prototipado vale todo tipo de manualidades y aproximaciones, siempre que se prototipe lo más rápidamente posible y cumpla la función de explicitar lo que se propone. En el caso de las aplicaciones, flujos de pantallas, terminales de cartón con menús de post-it cambiantes, gráficos en una pizarra, etc. Se suele usar el nombre de MockUp para referirse a estos elementos gráficos. En otros casos, es muy gráfico el Storyboard, se trata de representar el Customer Journey como un cómic.

Evolución

La evolución es el desarrollo de la idea, tanto en el corto como en el medio plazo. Incluye no sólo el desarrollo, sino el plan de comunicación interno para hacerla exitosa. Por ejemplo, si queremos realizar una App que va a implementar un canal de ventas, nos tenemos que asegurar que los demás agentes de venta se sienten implicados y apoyan este proyecto.

Es en esta parte del proceso donde se emplean diversas herramientas de gestión de proyectos.

Aunque como decíamos al principio son diversas las aproximaciones y el Design Thinking es un método abierto, en el caso de que se quiera saber más recomendamos acudir a http://designthinkingforeducators.com/ o a empresas especializadas como Soulsight (http://www.soulsight.es/).


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios