BAQUIA

20minutos.es nace con una licencia ‘copyleft’ bajo el brazo

20minutos.es, versión online de los diarios gratuitos Barcelona y Madrid y [email protected], se estrenó después de cierto periodo de espera y algún que otro retraso a principios de la presente semana. Una buena noticia, porque nunca está de más en la Red un nuevo medio de comunicación con ganas de hacer las cosas bien y explorar nuevos caminos.

Pero probablemente lo más revolucionario de este medio electrónico recién nacido es que se ha sacado de la manga una licencia llamada L20m, inspirada en la licencia GPL que hace que el software sea libre y muy alejada del concepto tradicional de la propiedad intelectual. Una novedad considerable en el panorama de los medios de comunicación en Internet.

Esta licencia, que desde 20minutos.es ofrecen libremente a quien desee acogerse a ella, consiste en algo tan llamativo como “revocar voluntaria y unilateralmente el derecho exclusivo que EL AUTOR tiene en la reproducción, distribución, comunicación pública y transformación, entre otros, de los contenidos acogidos a la presente Licencia”. Los Licenciatarios Sucesivos pueden hacer todo esto sin sujeción a autorización previa y sólo con unos pocos límites entre los que destacan citar la fuente y origen del contenido y que a su vez renuncien “a la exclusividad otorgada por la Propiedad Intelectual, bajo idénticos límites y obligaciones”.

José Cervera, responsable de esta edición digital, confirma en un comentario enviado a Barrapunto que este medio “se acoge a una licencia \’copyleft\’ propia, adaptada de la DSL de Michael Stutz. Eso significa que el contenido no sólo puede copiarse, sino tratarse y manipularse con libertad dentro de ciertos límites (básicamente, el reconocimiento de autoría y otros derechos morales)”.

Pero lo más interesante son los motivos por los que han decidido hacerlo. Según Cervera, “En primer lugar, reconocemos lo inevitable; en Internet cualquiera puede copiar lo que desee, y de hecho lo hace. Preferimos que la gente lo haga con nuestras bendiciones que intentar hacer cumplir normas absurdas. Pensamos que el concepto tradicional del \’copyright\’, basado en el control absoluto, está efectivamente muerto, y con él los modelos de negocio basados en esa idea. La digitalización ha eliminado en la práctica la posibilidad de controlar la distribución de información; mejor reconocer el hecho y seguir adelante”, concluye José Cervera.

“La segunda, y más importante, razón es que el modelo de negocio del proyecto 20 minutos (en papel y en Internet) se basa en la idea de la Economía de la Atención. Vivimos de la gente que nos mira, y no de la gente que nos compra; por tanto cuanta más gente nos mire, mejor para nosotros. De ahí que no sólo sea inevitable que nos copien, sino que es bueno para nuestro negocio. No somos una ONG, sino una empresa; pretendemos ganar dinero con el que pagar su sueldo a los profesionales que trabajan aquí. Pero pensamos que el \’copyright\’, el control absoluto de las copias de lo que escribimos y producimos, sencillamente no es la mejor manera de hacerlo en el siglo XXI”.

Por cierto, que al igual que El País y Terra, 20 Minutos de Madrid y de Barcelona también está fuera de las audiencias elaboradas por la OJD. Al menos de momento.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios