BAQUIA

500 millones de dólares sin hacerse Cisco

El desarrollo de la nueva línea de routers de Cisco, denominados CRS-1, ha costado a la compañía californiana cuatro años de trabajo y una inversión de 500 millones de dólares. Capaz de gestionar un volumen de tráfico de hasta 90 Terabytes por segundo, representa la respuesta de Cisco a las necesidades de sus principales clientes en el sector de las Telecomunicaciones.

ZDNet ha conseguido entrevistar a Mario Mazzola, Chief Development Officer del fabricante y persona de gran influencia dentro de la compañía con base en San Jose (California). De origen italiano y criado en ese país vecino, aterrizó en Cisco a principios de la década de los 90, cuando ésta compró Crescendo Communications, la empresa que Mazzola había creado y que hoy está en el centro de la línea Catalyst, una de las de mayor éxito de Cisco, dedicada a la producción de equipos para el entorno de LANs (Local Area Networks).

Según Mazzola, la tecnología desarrollada con el nuevo router encontrará su aplicación en múltiples líneas de productos de la compañía y se considera por ello una inversión a medio plazo. Cisco siempre ha sorprendido con el éxito de sus nuevas líneas, y Mazzola está convencido de que ahora va a pasar lo mismo, a pesar de que todavía no está claro cuál va a ser el destino de un equipo dotado de tales prestaciones… y coste. Sin embargo, hay confianza en que las empresas del sector sabrán sacar provecho del potencial del CRS-1.

Mazzola entiende que los nuevos equipos no son una competencia con la línea GSR 12800, recién presentada como mejora de una tecnología existente. En su opinión, el GSR 12800 ofrece una mejora a los usuarios que ya tienen una importante inversión en ese tipo de tecnología.

Para la nueva línea de productos, Cisco ha desarrollado también un nuevo sistema operativo, el IOS XR, que de momento sólo se utilizará en la nueva serie CRS-1.

También en Baquía:


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios