BAQUIA

A Google no le pone el mercado español de Internet

Sabemos que el sector español de Internet no está a la altura de lo que acontece en muchos países de nuestro entorno. La cosa es preocupante, pero aún más cuando Google, el rey de reyes de la Red, se ha tomado la molestia de documentar nuestro estado de cosas en materia online.

En efecto, Google ha explicado que está decepcionado por el retraso que presenta en España el mercado de Internet, especialmente entre las pymes, que todavía no han sabido aprovechar el potencial comercial que ofrece la Red.

Estas fueron las palabras pronunciadas la pasada semana, en el transcurso de un encuentro informativo, por el vicepresidente de Desarrollo de Negocio del buscador, Omid Kordestani, y el vicepresidente de Operaciones en Europa, Oriente Medio y Africa (EMEA), Nikesh Arora.

Consideran los gestores de Google que la tasa de penetración de banda ancha en nuestro país está muy lejos de los niveles que presentan Inglaterra, Alemania y los estados escandinavos. Mal empezamos, pues sin conexiones rápidas y de calidad es imposible, en efecto, que el negocio se desarrolle con alguna celeridad.

Un nuevo camino

Además, remarcan que uno de los principales problemas reside en que las pymes españolas no han identificado todavía las enromes posibilidades que ofrece la Red como plataforma de distribución de sus productos y servicios; como canal de contacto con sus clientes; como ventana abierta al mundo en forma de blogs; como una nueva y definitiva forma, pues, de desenvolverse en el mercado.

Arora aportó un dato significativo: sólo el 1% de los anuncios que se difunden en España utilizan Internet como canal, frente a una media mundial del 30%. La publicidad online está en pañales aquí, pues las compañías y agencias todavía apuestan mayoritariamente por un formato clásico, el televisivo, que muy pronto va a pasar al parque jurásico de la tecnología, superado por las infinitas opciones combinadas del ocio digital en el hogar.

En cualquier caso, los responsables de la compañía que gobierna Internet casi sin oposición resaltan que España, donde Google disfruta de una cuota de mercado del 94% en los servicios de búsquedas online, es un reto para ellos.

También para nosotros: ponernos poco a poco al día nos garantizará flujo de inversiones, creación de empleo y ascensos paulatinos hacia la cúspide de las diferentes Sociedades de la Información nacionales. A ver si se cumplen las previsiones más optimistas, que también las hay.

En este sentido, buena prueba de que nuestro país es plato apetecido por el buscador la encontramos por ejemplo en el reciente nombramiento de Isabel Aguilera como directora general de Google para España y Portugal. Con este fichaje, la empresa quiere neutralizar los cuellos de botella que atenazan al sector español de Internet y, al tiempo, dar alas a sus negocios en estos lares.

Calidad y rentabilidad

Porque Google es sinónimo de éxito allí donde plante sus reales; hablamos de una compañía siempre preocupada primero por ofrecer servicios de alta calidad, y posteriormente por rentabilizarlos económicamente. Y todo ello pese a que la multinacional nunca ha invertido en marketing tradicional, a pesar de lo cual se ha constituido en una de las marcas mundiales de mayor influencia y valor.

Google tuvo una primera etapa de gran crecimiento, en la que se apreciaba la ausencia de una estrategia definida, al menos en el sentido tradicional. Ahora, su objetivo es generar el 70% de las ventas con su negocio central; el 20% con los segmentos secundarios, como el correo electrónico; y el 10% restante con ideas locas, de esas que tanto gustan a los analistas.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios