BAQUIA

“A los patrocinadores les garantizo todo, menos el premio”

En 1999 Marcos Wettreich, consciente del desarrollo exponencial de Internet, lanzó los premios iBest en Brasil. La buena acogida de la propuesta, no exenta de críticas que lo tildaban de galardón comercial e interesado, le llevó a exportar la idea tras recibir el impulso económico, en 1999, de GP Investimentos. Así nació iBest España, en abril de 2000; poco después desembarcaron en México.

A la aventura española se unió Javier Baena como director general. Madrileño de 39 años y Licenciado en Químicas por la Universidad Complutense, antes del salto a la Red fue director comercial en Canal+ y Canal Satélite Digital, cargo que repitió después en Telemadrid y Onda Madrid. Junto al bilbaíno Oscar González, vicepresidente de Marketing y Comunicación, tratan de apuntalar los premios en España a golpe de popularidad y credibilidad.

En la primera edición española 216.009 internautas se animaron a votar por sus páginas favoritas. Los premios resultantes, mezcla de predilección de los navegantes y de los gustos de la Academia iBest, apuntalaron marcas ya conocidas de la Red nacional. Nombres como Disney, LaNetro, El País, Terra, Iberia o TPI Páginas Amarillas dejaron boquiabiertos a más de uno y sembraron el galardón de sospechas. El 24 mayo de este año se conocerán los ganadores de la segunda edición.

A iBest le queda un largo camino por recorrer, en el que despejar dudas sobre su absoluta neutralidad, y hacer honor al nombre con el que se vende: los Oscar de Internet. El premio tiene que ganarse el prestigio, tarea nada fácil en un mundo online lleno de suspicacias e intereses cruzados; y mucho más dentro de un modelo de negocio en el que los patrocinadores son a la vez candidatos. Porque desde iBest quieren valorar el trabajo bien hecho, pero mucho antes quieren lo que todos: ganar dinero. Además de la credibilidad, también tienen que saltar el muro de la agobiante crisis puntocom, de la que nadie está a salvo.

¿Cómo decidiste embarcarte en este proyecto?

Yo estaba muy a gusto en Telemadrid y en realidad no estaba buscando trabajo. Entonces me llamó un headhunter para una cosa que al final no salió y este fue el segundo proyecto que me ofrecieron. Después de una entrevista, conocer la empresa y darle muchas vueltas, acepté el reto. Me daba miedo porque era consciente de que esto de Internet conlleva muchos riesgos; pero te encuentras con ánimo y en la edad propicia como para arriesgarte… y bien, perfecto. La decisión la tomé en febrero del año pasado; en marzo dejo la tele y en el First Tuesday del 4 de abril fue el pistoletazo de salida, cuando nos dimos a conocer.

¿Cuanto dinero recibisteis de vuestro inversor, GP Investimentos?

De verdad que no lo sé. Lo que si te puedo decir es que ha habido una única ronda de financiación, y estuvimos a punto de cerrar la segunda cuando vino el crack.

¿Con el mismo grupo?

Yo creo que entraban más accionistas, no solamente GP Investimentos. Se habló en su día de grupos bancarios importantes; algunos de aquí de España estaban interesados, porque había gente muy activa. Pero al final no salió. Una pena, porque el proyecto merecía la pena. Se ha ido retrasando y retrasando y así estamos, esperando a ver si se cierra la segunda ronda de financiación.

Si estabais a punto de cerrar una ronda y se vino a bajo, ¿no os quedasteis un poco colgados de dinero?

No, porque el dinero estaba destinado a todo el proyecto de expansión internacional, sobre todo Europa. Lo que sí teníamos claro es que con el dinero que produce Brasil podemos vivir tanto España como México; incluso podríamos aventurarnos en Portugal o Argentina. Lo que pasa en Argentina es que el momento que vive el país no hace lo más recomendable entrar, sino esperar un poco. Pero Brasil da resultados suficientemente atractivos como para que vivamos en España y en México.

Los premios entonces funcionan en esos tres países…

Eso es. En México y España ha habido una edición en cada país y estamos en la segunda, y en Brasil llevan ya cinco ediciones y estamos en la sexta. Una cada año; un año que no llega a ser natural, como un calendario escolar, vive a caballo entre dos naturales.

Entonces ahora estáis a la espera de conseguir ese dinero, crecer y seguir conquistando territorios, si las aguas se calman…

Yo estoy convencido, como todo los que tienen un modelo sólido. Si tienes un modelo fuerte y se ve creíble a corto plazo -antes era a largo plazo; ahora estamos hablando de 2001, antes era 2002- yo creo que no habrá problemas en salir adelante.

¿Cuánta gente trabaja en la empresa?

En España somos ocho; en México ocho o nueve también y en Brasil tienen alrededor de 40 personas. Estamos hablando prácticamente de 60 personas en todo lo que es la compañía iBest. El grueso de la gente, todos los que desarrollan la parte tecnológica, están en Brasil.

En este mundo de Internet, uno de los principales problemas es la saturación. La duplicidad de modelos de negocio en distintos sectores ha llevado a terremotos de consolidación, quiebras, cierres… ¿Vosotros tenéis mucha competencia?

Entre los competidores mundiales están Webby Awards, lo que pasa es que están muy focalizados en San Francisco y además tienen detrás a IDG, y yo creo que lo hacen un poco como una segunda parte de su actividad comercial. En Inglaterra están Yell Awards, que pertenecen a British Telecom y también tienen sus intereses. Y algo así tan absolutamente… sin sesgo, independiente y solamente dedicado a dar premios yo creo que no hay nada. Aquí en España hay unos pequeños competidores que conoces, que son los de Ganar, pero son muy pequeñines. También es un complemento a su actividad comercial: lo que tiene es que fidelizar a sus clientes… sus premios están bien, han cogido muchas de nuestras ideas, pero sobre todo son un complemento de su actividad comercial.

La obsesión ahora es alcanzar la rentabilidad cuanto antes, meter en el corral a la gallina de los huevos de oro… ¿En qué consiste, básicamente, vuestro modelo de negocio?

Muy fácil. Nuestro modelo pasa por consolidarse en un país, como en España -y te pongo el ejemplo de España que es el que más conozco-, y hacer unos premios creíbles. Cuando digo creíbles quiero decir que la gente sepa que los premios iBest son, con toda la humildad del mundo, referente de lo mejor que hay en Internet. Nosotros no somos nadie para decir quién lo hace mejor; son los internautas y los académicos. Lo que hacemos es propiciar esas opiniones.

Lo fundamental es establecerte en un país y que la gente te referencie como unos premios de Internet sólidos, con rigor, independencia y bien hechos; mejorar cada año y luego sacar más productos. También utilizar toda la información que podamos conseguir y lanzar nuevos productos: opiniones, permission marketing… es decir, aprovechar esa base de datos que vas creando.

Entonces vuestros ingresos vienen básicamente de….

Patrocinio. El año pasado conseguimos cerrar contratos con seis patrocinadores que van con nosotros a todos lados. Les damos presencia, les damos notoriedad, exposición…

Y algún premio

Eso es lo único que no les damos. Ellos nos dan ingresos que es lo que necesitamos para vivir. Nuestro modelo de negocio es muy facilón porque somos muy poquita gente en España -toda la parte tecnológica que podría ser la más costosa la tenemos allí en Brasil-. Para nosotros es muy importante, se lo transmito constantemente a la gente de la empresa, hacer las cosas de una manera creíble, con mucha independencia. Eso no lo puedes hacer si eres Viapolis.

Tener patrocinadores que concursan no va un poco contra esa independencia…

No tiene nada que ver. Yo creo que es bueno que se den los dos fenómenos, que haya un patrocinador que gane y que haya otros que no ganen, para que exista precisamente esa independencia. El patrocinador muchas veces lo que quiere es ganar, indudablemente; ya que gastan un dinero lo que quieren es ganar…

¿Y si no ganan no se enfadan? (y retiran el patrocinio)

No, porque lo dejo muy claro desde el principio. En las reuniones de ventas, en las que hablo con mucha gente en el mercado, he oído muchas veces que quieren ganar el premio… Pero yo les he dicho que se olviden. Te juro que me encantaría cerrar en ese momento el patrocinio si pudiera comprometerme y decirles que si ponen el dinero van a ganar el premio; pero les digo que no. El día que haga eso me cargo los premios iBest. En un año y medio que llevamos dejan de existir, y lo que queremos es que duren muchos años, como llevan en Brasil. Nosotros apostamos a futuro, queremos lanzar más productos. Es fundamental que sea creíble: toda la votación está auditada por PricewaterhouseCoopers; porque para nosotros es muy importante que los señores de PWC estén mirando lo que hacemos y que nos digan que está bien hecho.

Pero si un patrocinador está con vosotros, como tú dices, unos cuantos años, al final siempre pedirá una compensación. Después de perder alguna edición dirá: ¿aquí que pasa?

Pues tiene un problema porque no hace bien las páginas. Si los internautas al final no le votan, no dicen que son la mejor tienda de comercio electrónico o la mejor página de noticias, tendrá que mejorar. Desde iBest no valoramos empresas, valoramos la página web. Por ponerte un ejemplo, eresMás patrocinó el año pasado, justo cuando estaba lanzándose con una campaña brutal, y no ganó. Y submarino sí, pero porque se movió y los internautas que votaron la consideraron la mejor tienda online. Y hubo otros que no ganaron; Zakis no ganó.

El que sí ganó fue Páginas Amarillas que, teniendo en cuenta la relación Telefónica-internautas, resulta cuando menos curioso…

Sí. Pero date cuanta que Páginas Amarillas es una de las webs más consultadas. A pesar de esa \’enemistad\’ que tú dices… yo coincido contigo en que te choca, que Páginas Amarillas sea la que ganase en la categoría de servicios online. Hay que tener en cuenta que es la primera edición de los premios, que queda mucho por andar. Hasta que no nos consolidemos, hasta que no tengamos una participación suficientemente amplia, los premios no serán lo que son en Brasil. Allí llevan cinco ediciones. Yo asistí a la ceremonia de Sao Paulo el año pasado y me quedé impresionado; pero es que allí el 20% de los internautas vota a los premios iBest, una muestra más que significativa. Aquí en España era la primera edición, muy constreñida de tiempo, y se producen desajustes como el que tú dices.

Entonces, qué número de internautas crees que hacen falta para consolidar el premio

En España ya hay casi seis millones de internautas. Con que el 20 o el 25% vote -no voy a pretender que sean todos, sé que es imposible- creo que tendremos una muestra significativa.

Resumiendo, ¿no crees que hay una contradicción en un modelo que se basa en dar premios y a la vez hacer de esos premios un negocio?

Yo creo que no. Los Oscar de Hollywood son un modelo empresarial fantástico; y con los intereses de las productoras recibirán miles de presiones, me imagino…

Pero no existe Oscar de Hollywood S.A.

No la conocemos, pero seguro que hay un montón de gente viviendo alrededor del premio; estoy convencido.

Sigo viendo un problema en dar premios a los mejores de Internet a la vez que vivir de ellos…

Vivimos de algunos de los patrocinadores que se suben con nosotros al carro. Lo que hacemos es equilibrar la cuenta de resultados. ¿Puede resultar chocante? Yo no lo veo tan chocante; cada cosa va por su lado. Buscamos desde luego beneficios, sin duda alguna. Queremos que nuestra empresa, iBest España, tenga al final resultados positivos. ¿A costa de qué? De los patrocinadores, que vienen con nosotros y yo les doy exposición, tienen banners, aparecen en la revista que editamos, en la newsletter… Todo lo que es presencia, notoriedad, marca, yo se lo proporciono. Lo que no les aseguro es que ganen el premio. No tiene nada que ver. Tenemos la capacidad, con el dinero que me dan los patrocinadores, de montar los premios; lo que hago posible es que los internautas y los académicos voten, que para mí es lo más importante.

Los académicos… ¿de la Lengua?

Obviamente no. En la primera edición conseguir a nuestros académicos fue un trabajo complicado; no resultó fácil buscar a los mejores de Internet y convencerles de que se sumasen a una iniciativa desconocida entonces. Pero a medida que te metes en esto, a la gente le apetece formar parte de una empresa que va decidir qué es lo mejor de la Red. Aquí hay una sola Academia (en Brasil hay varias), formada por 35 personas muy involucrada en esto de Internet, pero a los que pedimos que nos digan en qué categorías no pueden votar porque tienen intereses. No es un trabajo remunerado; son gente que emplea parte de su tiempo en opinar de las páginas web.

El peso de los votos entre internautas y académicos.. ¿Cómo se reparte?

Cada uno va por su lado. A diferencia de otros premios, nosotros tenemos galardones diferentes, de los académicos y de los internautas. Existen distintas fases: primero se eligen los 10 mejores, en la que sólo participan navegantes, después los 3 mejores dentro de esos 10 y por último se elige el mejor.

¿Y no sería más creíble una votación sólo con internautas?

No, porque cada premio es diferente. No destierro el voto académico porque es el complemento profesional, con una visión de negocio más amplia. Los internautas votan sin tener en cuenta algunos criterios, como pueden ser navegabilidad, diseño, contenido… Es bueno que estén los dos, cada uno con su juicio.

Este año ya no cobráis por participar, como el año pasado…

No. Nunca hemos cobrado. Es gratuito.

Pues yo he leído que había que pagar 2 millones por concursar…

Pues mal escrito. ¿Cuánto? ¿2 millones? ¿para concursar? ¡Joder!, alguien que se ha forrado por ahí (risas). Nadie. Rotundamente falso.

Conoces, por lo menos, algunos artículos que se han publicado donde hablan de iBest como el \’tocomocho de la era virtual\’, como el de Sonotone

No los conozco.

Pues dicen que por culpa del precio muchas no podían ni participar

Muy mal informados. El Rincón del vago difícilmente podría desembolsar ese dinero. Hubiera sido un excelente negocio si lo hubiéramos llevado a cabo, de las 200 y pico páginas que teníamos inscritas a 2 millones cada una sale una tela. Estaríamos todos viviendo de maravilla. A veces se ha planteado cobrar 5.000 o 10.000 pesetas, pero se desestimó. Incluso invitamos a cenar en la entrega de galardones.

Sonotone dice: \”iBest ha conseguido replicar en España un modelo de negocio tan eficaz como repudiable… no se concede el precio por la virtud de sus candidatos sino por la profundidad de sus bolsillos o su tolerancia al cohecho\”. Y no sólo ellos, haciendo búsquedas en Google salen varios artículos críticos…

Pues mira yo no estaba tan bien informado. O tan erróneamente informado.

¿Y sabes algo de los problemas que tuvieron en Brasil?

No, yo creo que allí no tuvieron… al principio puede ser que pasasen sus dificultades. Pero, ¿en cuanto a cobrar por participar?

No. El problema fue más grave. Un webmaster desveló y se publicó por doquier que el código HTML para votar era un poco fraudulento… Era muy fácil de modificar para poder votar mil veces.

¿Ah, sí?

Dicen, \”desmontemos el timo de iBest\” y está replicado en un montón de sitios. Se preguntan: \”¿eran los mejores sites, o los más visitados, o los que más pagan?

Ahora te dejo mi email y me lo mandas para que me lo lea atentamente. A ver si puedo hacer lo mismo en España, me extrañaría (risas).

De esto entonces no me cuentas nada…

No te digo nada porque no hay nada. Sólo te puedo asegurar que por la inscripción, aquí en España, nunca se ha cobrado.

Antes me decías que como parte de vuestro modelo negocio estabais construyendo una base de datos con la gente que ese inscribe para votar… ¿Pedís muchos datos?

No, pedimos poca información, la que podáis pedir vosotros para suscribirse a el Zumo de Red.

¿El email?

El año pasado pedíamos el email, este año pedimos un poquito más de información.

¿Y lo utilizáis de alguna forma?

De momento no estamos utilizando nada. En Brasil se está utilizando para aprovechar toda la gente que tenemos de la comunidad iBest, y hemos lanzado un producto que se llama Opinia, una página de opiniones sobre servicios (financieros, teléfocos) dirigidos a la empresa. Trabajamos bajo el modelo de permission marketing. Lo que no hacemos es utilizar esa base de datos indiscriminadamente por que sabemos el activo que tenemos; si la gente vota en los premios iBest es porque está contenta, y no queremos quemarla.

En España lleváis poco tiempo… ¿En Brasil como ha sido el crecimiento de iBest?

Espectacular. No ha habido caída. El primer año no hubo participación popular… pero en la segunda edición ya hubo 300.000 participantes y en la última llegamos a 1,5 millones, con más de 50.000 sites inscritos. El poder que tienen allí los de iBest es brutal. ¿Que tendrán enemigos? Pues sí; no cabe duda, porque en todos lados cuando te funciona algo aparece gente que no está de acuerdo.

Ahora estáis en la segunda fase de la votación en España…

A punto de comunicar quiénes son los 10 mejores (el 13 de febrero).

Por supuesto que no me vas a adelantar nada…

No puedo, porque no están cerrados (risas). Aunque estuviesen cerrados tampoco te diría nada.

¿Y cómo ha ido la participación?

Pues sorprendente. Pero no podemos comparar con la anterior edición, porque todavía no hemos llegado al punto donde estábamos el año pasado cuando nos dimos a conocer. Pero para que te hagas una idea, tenemos más de 45.000 votos (unos 25.000 votantes, puesto que pueden votar a más de una categoría) emitidos en esta primera fase, que es una fase menos activa. En el momento en que aparezcan los 10 mejores es cuando será atractiva la votación.

Dicen que estamos en tiempos de crisis… ¿Cómo os ha afectado?

Nos afectado mal, como a todos. Yo estoy cerrando acuerdos de esponsorización y te das cuenta de las dificultades que tiene el mercado. El año pasado tuvimos seis patrocinadores y este año nos está costando mucho más trabajo cerrarlos. La gente está siendo mucho más restrictiva a la hora de gastarse el dinero, hay menos acciones de marketing, menos publicidad… Además, habrá alguna página que esté nominada para los Top 10 y que tenga que cerrar, corremos ese riesgo: tendremos que decir que éste que ven ustedes aquí, ya no está con nosotros.

¿Y habéis tenido que tomar medidas concretas, de reorientación, reducción de plantilla, etc.?

No, no. Afortunadamente somos muy modestos, tenemos una estructura no muy grande, somos poca gente, nuestro modelo de negocio es sencillo. No somos de la gente que nos ha dado por gastar, lo responsables en España somos bastante austeros.

¿Hasta cuando tenéis dinero?

Habrá unos segundos ganadores de los premios iBest, sin duda alguna. Las tercera edición… nunca se sabe

¿Pero notas que esto va a mejor?

Se empieza a respirar un poquito más, dentro del ahogo. Dios aprieta pero no ahoga. Noto que hay un poquito más de aire. Yo creo que tenemos que poner todos un poco de nuestra parte para que esto salga adelante, aunque haya un reajuste, porque está claro que había muchos modelos de negocio que eran absolutamente inviables -no puede haber 10 tiendas virtuales de mascotas-. Se está volviendo a poner un poco de temple en todo esto. Lo que pasa es que va a ir despacio. Despacio y con crisis, sin duda, pero que nos va venir bien a la larga a todos los que podamos aguantar.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios