BAQUIA

A vueltas con la privacidad en Europa y Nueva Gales del Sur

Un grupo de eurodiputados ha pedido a la Comisión Europea que lleve al Consejo de Ministros de la UE ante los tribunales para obligarle a retirar un polémico plan destinado a almacenar las llamadas telefónicas, e-mails y visitas a webs de los usuarios. El Consejo quiere que todos los datos de telecomunicaciones sean guardados durante un año para luchar contra el terrorismo y la delincuencia en general

Aunque se prevé que el contenido de las conversaciones, los mensajes de texto y los e-mails no sean registrados, la medida ha levantado una gran polvareda, ya que los activistas de los derechos civiles, las compañías de Internet y las telecos quieren que se retire o sea notablemente reducida.

Nueva Gales del Sur es el estado más poblado de Australia. En Australia viven 20 millones de personas, y allí hay una de las tasas más altas del mundo en materia de uso de Internet. Bien, pues el gobierno estatal de Nueva Gales del Sur ha tomado la iniciativa para garantizar la privacidad de los internautas y está tramitando una norma para prohibir que los empresarios espíen sin el permiso de los empleados los e-mails de éstos. Y más cosas.

\”No permitiremos que los jefes sitúen ilegalmente cámaras en los vestuarios y baños\”, dijo el abogado general Bob Debus en un comunicado. \”Asimismo, no deberíamos tolerar que los empresarios sin escrúpulos husmeen en los e-mails privados de los trabajadores\”. Aunque Australia ya cuenta con una ley de privacidad nacional, ésta no cubre el rastreo de correos electrónicos.

Se prevé que la ley se apruebe la semana que viene, e incluirá multas por valor de 5.500 dólares australianos (3.309 euros). Los sindicatos han recibido la norma como una victoria contra el \”Gran Hermano\” que vigila a los empleados, según ellos, de manera más cada vez más insistente.

\”El correo electrónico es la versión moderna del teléfono y creo que la mayoría de los empleados dirían lógicamente que sus teléfonos no deberían ser pinchados por norma en el trabajo. Lo mismo debemos aplicar a Internet y las nuevas tecnologías\”, dijo Bill Shorten, secretario del Sindicato de Trabajadores Australianos.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios