BAQUIA

Agregadores de noticias (absurdas)

Esta tendencia empezó con Digg en Estados Unidos y ha llegado con fuerza al Internet en español. Quizá la más popular sea Meneame.net, pero hay más iniciativas similares, basta con echar un vistazo a la lista de agregadores de noticias (Loogic.com).

Ahora los periódicos online, en su lucha por el tráfico, incluyen también en sus noticias enlaces directos para \”votar\”, dando tráfico y legitimidad a estas páginas.

Al ver los primeros agregadores hace un año pensé que podían ser muy útiles. Agregan aquello que otros ya han leído y han considerado interesante. No son noticias que un redactor ha querido destacar, sino lo que otros usuarios han votado. Un filtrado social de noticias que, por principio, tendría que ser mejor que el filtrado de una sola persona.

Creo que estaba muy equivocado. Los agregadores son un entretenimiento divertido, pero no te sirven para estar informado. Cuando visito páginas de periódicos o leo blogs lo hago para enterarme de noticias y novedades que:

  • Influyen y dan forma a la sociedad, la economía, la cultura o la tecnología.
  • Tienen relevancia social y dominan las conversaciones en alguno de esos campos.
  • Son útiles para mi trabajo o mi vida social y personal.

Los agregadores no me sirven. El problema es que las noticias más leídas o más votadas no son las importantes. Si lees agregadores te enteras de lo más absurdo, grotesco, extraño, sórdido, chocante, llamativo. Pero paradójicamente, si te dedicas a leer las noticias más leídas o votadas, no te enteras de lo que está pasando en el mundo.

Algunas de las noticias que aparecen hoy(*) en la home de Meneame son, por ejemplo:

  • La NASA desarrolla un sistema para \”leer\” el pensamiento.
  • Procesado un alcalde por gastarse 6.230 € del presupuesto municipal en llamadas a su novia.
  • Cómo hacen los fabricantes de dentífrico para que salgan las líneas de color tan perfectamente rectas sobre la pasta, etc.

Ese tipo de noticias son sin duda interesantes pero no son lo que un lector querría para estar informado. Son la versión online de El Caso. Historias truculentas, pasiones ibéricas, conspiraciones fantásticas.

En la televisión pública lo más visto puede ser el reality show, pero ¿pagarías por verlo? Lo que se ve masivamente es distinto de aquello por lo que se paga.

¿Qué ocurre si un periódico se dedica a dar ese tipo de noticias pensando que es lo que \”el lector quiere leer\”? Creo que lo único que consigue es atraer un tipo de lector que va buscando sensacionalismo. Pero así perderá la mejor parte de sus lectores, la parte de la población con dinero e inteligencia, aquella que interesa a los anunciantes y con la que realmente puede monetizar la audiencia.

* (4 de enero de 2007)

Artículo publicado originalmente en el blog del CEO de Idealista.com


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios