BAQUIA

Ah!… El negocio de las telecomunicaciones

Las noticias no son buenas para este importante segmento de la economía mundial. Wi-Fi, el acrónimo por el que se conoce la retrasmisión de voz y datos a través de señales de radio, está explotando y su modelo de negocio tiene cada vez más que ver con Internet. No es una exageración pensar que, pronto, por lo menos en las grandes urbes, el acceso a Internet y multitud de servicios adicionales de valor añadido se basrán en las redes Wi-Fi, desde voz sobre IP a vídeo, pasando por periódicos online que actualizan las páginas de un soporte digital que, con la consistencia del papel y su facilidad de lectura, se renueva cada vez que aparece una nueva noticia que me interesa.

Todo esto, como explica Mark Anderson en Fortune, no es una buena noticia para las Telcos que, hoy por hoy, no han encontrado un modelo de negocio que pueda suplir los ingresos que les va a quitar el disponer de banda ancha en cualquier lugar y a costes muy bajos.

A cinco años vista, según los comentarios de Mark, podemos estar hablando de 1 a 10 Gigas de velocidad de transmisión con este tipo de servicios Wi-Fi. El cambio representará un gran dolor para las Telcos tradicionales y el que, en estos momentos, Telefónica esté de lleno en un ERE para reducir su plantilla no es más que un apunte de esta realidad. La banda ancha es buena para el usuario, pero destroza los modelos de negocio tradicionales del sector.

Internet es un dolor de cabeza para los inversores a largo plazo que se habían acostumbrado a los resultados fiables en sectores como las telecomunicaciones. Una línea de negocio que se considera clave para el crecimiento de la empresa, desaparece hoy en menos de un año. Las empresas tienen que pasar de gestionar ingentes inversiones que se amortizan a largo plazo a decidir sobre inversiones que tienen un horizonte de vida de no más de dos años. Dos años para invertir, ganar dinero y volver a inventarse en otro mercado. No es nada fácil.

Los usuarios dispondremos cada vez de mayor ancho de banda a precios más bajos. ¿Cómo se configura un modelo de negocio en un entorno que tiende a la gratuidad? La rapidez es la clave: adivino, invierto, me adelanto a los competidores y cuando me han alcanzado, normalmente en menos de seis meses, estoy ya en otro negocio.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios