BAQUIA

Ahorros derivados de la introducción del B2B en el sector salud

El modelo sanitario de gestión de las compras y la logística en España está lleno de carencias que afectan a la productividad y que hacen aumentar los costes de estas empresas. El gasto sanitario en España previsto para 2001 representa un 7% sobre el PIB, superando los 36.000 millones de euros, de los cuáles cerca del 80% corresponde a la salud pública y el 20% a la privada. En este mercado, la integración de todos los actores dentro de mercados electrónicos va a repercutir en una reducción de los costes a los que se enfrentan.

Más información en Algunas ventajas de la implementación del comercio electrónico en el ámbito del B2B del sector salud

Hasta en el 20% de las transacciones de material sanitario entre proveedores y vendedores en este mercado aparece algún tipo de incidencias. Las devoluciones, retrasos, fallos, etc. son ineficiencias que provocan un aumento de los costes, bien sea por la vía de los precios, bien sea por el aumento de los gastos operativos de los compradores.

El 30% del tiempo de los compradores es utilizado en resolver discrepancias o disconformidades, la duración media de un pedido telefónico es de 8 minutos y la diferencia de precios entre un mismo producto comprado por diferentes hospitales pertenecientes a una misma asociación oscila entre el 10 y el 51%.

El 30% del tiempo de los compradores es utilizado en resolver discrepancias

La implantación plena de los beneficios que suponen los sistemas de comercio electrónico en la cadena de suministro del mercado sanitario podría representar ahorros cercanos a los 6.000 millones de dólares sólo en Estados Unidos, según Andersen.

Los ahorros podrían llegar a los 9.000 millones de dólares en diferentes partes del proceso de gestión, según otras fuentes. La estructura actual de costes llega a los 23.000 millones de dólares: 8.500 en la gestión de los pedidos, 5.500 en transporte, 5.500 en inventarios y 3.200 en la distribución. La implantación de sistemas de comercio electrónico cambiaría de forma importante esa estructura, hasta reducir los costes totales hasta 12.000 millones de dólares: 2.700 en gestión, 3.500 en transporte, 3.700 en inventario y 2.100 en distribución.

Estos ahorros repercutirían en los tres grandes actores de la industria: proveedores, distribuidores y fabricantes.

Beneficios para las partes

Las transacciones en tiempo real y la mejor gestión de la información pueden ayudar a los proveedores a estar informados de las ventas, mejorar la gestión y la estandarización. Los participantes en la cadena de suministro deberán ser capaces de solucionar del 50 al 75% de los problemas derivados de la gestión tradicional de las transacciones.

Todos los actores de la cadena de suministro pueden minimizar errores y cambios de productos en mal estado. Hasta el 85% de todas los pedidos y facturas pueden ser tramitadas electrónicamente, cuando actualmente se está realizando de forma manual.

  • Proveedores. La mejora se encontraría entre un 1,25 a un 2,45% de los costes de aprovisionamiento. El actual uso de EDI (Electronic Data Interchange) representa sólo un 31% del total de las transacciones válidas.

    Los proveedores pueden pagar en exceso a las compañías de materiales médicos desde un 2 a un 7% por la provisión de material sanitario. Hasta un 40% del tiempo de la compra y un 68% del dedicado a las cuentas a pagar es dedicado al proceso de transacción manual. El siguiente gráfico es un ejemplo de algunas de las ganacias que los proveedores pueden obtener a partir de la integración de un sistema de comercio electrónico:

  • Fabricantes. La integración puede llevar a los fabricantes a conseguir un incremento de sus ingresos que se situaría entre un 1 y un 14% para las empresas que primero se adapten, gracias a la optimización del tiempo de que dispone su fuerza de ventas para minimizar el tiempo dedicado a los cambios de productos y las actividades sin valor añadido.

    Se incrementaría el margen operativo desde el 2 al 57%, dependiendo de factores como el tipo de fabricante, el estado de la tecnología actual de que disponga, y el nivel de implementación de los sistemas de comercio electrónico. Los porcentajes pueden ser mejorados si proveedores y fabricantes tienen una mayor transparencia en las transacciones a través de la cadena de suministro.

  • Distribuidores. Mejoraría el margen operativo del 24 al 70%, debido al beneficio total que supone la reducción del 1,3 al 9,8% respecto a los gastos de ventas, administrativos y generales.

    Los distribuidores pueden optimizar el tiempo disponible de la fuerza de ventas minimizando las incidencias y las actividades sin valor, lo que supondría una mejora del 4,75 al 12,75% en cuanto a los ingresos. Sólo el 14% del tiempo de los representantes de ventas es dedicado a la venta de productos o a la información sobre el catálogo a los clientes. Con los nuevos sistemas de comercio electrónico se aumenta el tiempo dedicado a estas funciones de valor añadido.

Las fuentes consultadas para la elaboración de este informe aparecen mencionadas como \”Otras fuentes\”

 

Temas relacionados:
  • Andersen
  • Saniline
  • Medical Virtual Market

  • Compartir en :


    Noticias relacionadas

    Recomendamos




    Comentarios