BAQUIA

Al spam le ponen otro obstáculo

Al spam, o correo electrónico no solicitado, le dificultan todos los día un poco más su existencia. Y decisiones como la tomada ayer por la subcomisión de telecomunicaciones de la Cámara de Representantes de Estados Unidos son un golpe más para este peculiar sistema de publicidad.

Este organismo aprobó por unanimidad un proyecto de ley que obligaría a aquellos que envíen spam a sacar de sus listas de remitentes a todas las personas que no hayan solicitado recibir los correos. Además, los distribuidores de publicidad no solicitada a través de Internet deberán notificar a todos los destinatarios que tienen el lógico derecho a ser excluidos de las listas.

Quien no se atenga a esta ley deberá afrontar el pago de una multa que oscilará entre los 500 dólares por cada violación hasta un máximo de 50.000 dólares.

El problema del spam no sólo afecta en tierras estadounidenses. A principios de febrero, la Comisión Europea cuantificó que el flujo cotidiano de mensajes electrónicos no solicitados cuesta a los usuarios de correo electrónico de Internet unos 9.300 millones de dólares al año en todo el mundo.

Se ha estimado que todos los días se envían alrededor de 500 millones de avisos de modo personalizado y casi siempre no deseados. Esta cantidad se ha calculado solamente respecto al tiempo de conexión utilizado para leer y borrar esos mensajes de propaganda.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios