BAQUIA

Alcatel entra en números rojos y despide a otros 10.000

Mucho han cambiado las cosas para Alcatel en apenas un año. En el tercer trimestre de 2001, el fabricante francés de equipos de telecomunicaciones ha perdido 558 millones de euros, una situación bien diferente a la conocida en el mismo periodo de 2000, cuando se obtuvieron 297 millones de euros de beneficios. Las expectativas de los analistas habían sido más optimistas al calcular que los números rojos llegarían a los 283 millones de euros. Las ventas también sufrieron una caída significativa hasta los 5.600 millones de euros. Hace un año, la compañía facturó 6.800 millones de euros.

Frenar esta caída en picado será a partir de ahora uno de los principales retos de los responsables de Alcatel. El primer paso ya está dado: se dejará en la calle a 10.000 personas más, lo que eleva la cifra despedidos en menos de un año hasta los 33.000. Con ello se pretenden ahorrar 1.200 millones de euros en el ejercicio actual.

Alcatel ha apuntado al descenso de la demanda de teléfonos móviles y cables submarinos en Estados Unidos como principales responsables de esta mala situación financiera. Por su parte, Jean-Pierre Halbron, CFO de la firma gala, ha optado por la moderación en sus estimaciones al destacar que no tiene previsto que la situación del mercado mejore en todo 2001.