BAQUIA

Algunos consejos para sobrevivir a un jefe infernal

¿Alguna vez ha estado tan enojado con su jefe que, secretamente, ha tijereteado su chaqueta que colgaba en el guardarropa? Puede sonar extraño, pero según expertos laborales, hay gente que lo ha hecho, informa The Wall Street Journal.

Los malos jefes pueden despertar muchos deseos de venganza, asegura Barbara Moses, psicóloga social y presidenta de BBM Human Resource Consultants, una consultora canadiense de recursos humanos. Cuando no cortan la chaqueta del jefe, algunos empleados simplemente tratan de hacer el menor trabajo posible.

La falta de productividad puede devenir en pérdidas millonarias para las empresas. Y los empleados que buscan vengarse a menudo perjudican sus propias carreras, dice Rich Wellins, subdirector de Development Dimensions International, una consultora de Pittsburgh (EEUU).

En lugar de desquitarse por los malos tratos, ¿qué debería hacer si tiene un jefe infernal? Eso depende de su situación. Tiene que preguntarse: ¿Es alguien a quien le gusta tiranizar a los demás o simplemente se debe a que las dos personalidades no son compatibles?

\”La mayoría de la gente concuerda que lo que vuelve malo a un jefe son rasgos como el sadismo, la indecisión, la crueldad, la falta de retroalimentación o que se apropie de los triunfos ajenos\”, dice Moses.

Si le parece que usted está en esta situación y no hay forma de lograr cambios internos, renuncie. Esta medida es recomendable si lleva al menos seis meses en el empleo, para que el cambio no luzca tan mal en su currículum.

\”Nadie puede aguantar una situación tóxica por más de seis meses sin quedar devastado emocionalmente\”, afirma Moses. En situaciones menos extremas (tal vez no esté recibiendo la retroalimentación necesaria para hacer su trabajo) puede intentar hablar con su jefe. Esto es una gran carga para muchos trabajadores. Pero tenga en cuenta que esa conversación la tiene que iniciar usted.

Evite los ataques. En lugar de eso, céntrese en cómo el problema está afectando a su trabajo, recomienda Robert Morgan, director general de operaciones de Hudson, una firma de personal. \”Lo peor que pueden hacer los empleados es hablar del tema con todo el mundo menos con el jefe\”.

¿Podría saltarse la cadena de mando? Algunos dicen que ello sería un error. Pero Moses cree que \”si es una persona talentosa y reconocida como alguien de gran potencial, el superior de su jefe le va a escuchar si le explica que el resultado de seguir trabajando en ese ambiente es su renuncia\”.

Tiene que presentar su queja de una manera verosímil y, si el supervisor de su jefe no está involucrado en toda la situación, lo escuchará seriamente. Otros dicen que es más probable que su jefe se entere y lo trate aún peor. La pregunta es ¿por qué el jefe de su jefe no está enterado de lo que está pasando?

Si aún no está listo para dejar atrás un mal jefe, puede aplicar otras tácticas. Según un sondeo informal realizado por Development Dimensions International entre 700 visitantes del portal badBossology.com, estas son las maniobras subversivas más populares: un 48% de los trabajadores dijo que ha ridiculizado a su jefe frente a colegas; un 34% se ha saltado la cadena de mando y ha ido a un superior para presentar una idea o queja; un 14% ha renunciado a un proyecto o puesto en una época crucial y un 2% ha presentado un trabajo mal hecho en nombre de su jefe.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios