BAQUIA

Amazon rebaja por tercera vez el mínimo para los envíos gratuitos

No hay tregua. Con la cuota de mercado en juego, no se repara en los precios. La batalla de Amazon y sus rivales tiene lugar ahora en los gastos de envío, que el rey del comercio electrónico rebaja una y otra vez.

Viendo que la agresiva política de Buy.com le podía causar algún problema, Amazon comenzó el año liberando los gastos de envío para los pedidos superiores a 99 dólares, provocando la inmediata reacción de su competidor, que igualó la apuesta. Lejos de plantarse, Amazon rebajó los envíos sin coste en junio hasta los 49 dólares, ante lo que Buy.com lanzó un órdago: la mayoría de productos se envían sin gastos añadidos, independientemente del importe de la compra.

Ahora, en \”un test a largo plazo\”, Amazon retoma la iniciativa colocando la etiqueta de \”sin gastos de envío\” a toda compra superior a 25 dólares. Sin embargo, existen algunos peros en el Super Saver Shipping: no cubre todos los productos y añade entre tres y cinco días al tiempo de recepción del paquete. Y, por supuesto, esta última oferta sólo se aplica en Estados Unidos. Para España, la tarifa estándar es de 3,99 dólares por compra.

En los días no tan lejanos de las vacas gordas en Internet, los envíos gratuitos eran moneda de cambio habitual entre las tiendas online, enfrascadas en atrapara clientela sin muchas otras preocupaciones. Cuando reventó la burbuja, los que no perecieron abandonaron los dispendios y se enfocaron hacia la rentabilidad, de nuevo, sin muchas otras preocupaciones. Pero ahora, los que siguen en juego, vuelven a retomar los precios como campo de batalla en el que batir a los rivales on y offline. \”Pueden existir razones para comprar en el mundo real, pero el precio no es una de ellas\”, asegura Jeff Bezos, CEO de Amazon.

Pero la gran diferencia es que en la nueva guerra de precios la rentabilidad está muy presente. Nadie se puede permitir a estas alturas de la película perder dinero a espuertas. De alguna manera —entre ellas, enviando un gran número de artículos destinados a la misma zona a un centro geográfico—, Amazon ha conseguido que el free shipping no lastre sus resultados. De los 89 millones de dólares recaudados por este concepto en el primer trimestre de 2002 sólo obtuvo pérdidas, mientras que de los 81 millones del segundo trimestre consiguió unos beneficios de dos millones de dólares.

Eso sin contar con el seguro aumento de ventas que provoca la rebaja de precios. En el último trimestre Amazon facturó 806 millones de dólares, un 21% que en el mismo periodo del año anterior. El problema es poder hacer frente a este aumento de ventas con los márgenes en caída libre. En el segundo trimestre, esos márgenes fueron del 27%: en una compra de 25 dólares quedaban sólo 6,27 dólares para hacer frente a los costes de marketing, proceso y envío.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios