BAQUIA

AMD sigue los pasos de Intel

Siguiendo la senda abierta por Intel, líder del dolorido sector de los chips, su principal competidor Advanced Micro Devices se ha estrellado en su último trimestre fiscal, cosechando unas pérdidas muy superiores a lo esperado, con los ingresos cayendo en picado, y perdiendo cuota de mercado respecto a Intel.

Más concretamente, los ingresos de AMD han sido de 600,3 millones de dólares, es decir, que han descendido un 39% respecto al mismo trimestre de 2001. Las ventas de chips para computadoras personales han caído un 35%, y las de chips de memoria flash, empleados sobre todo en teléfonos móviles, se hundió un 45%.

Las pérdidas netas han sido de 184,9 millones, 54 centavos por acción, cuando los analistas de Wall Street esperaban que perdiera unos 45 centavos. Hace un año consiguió un beneficio de 17,4 millones de dólares, o 5 centavos por acción.

Hector Ruiz, CEO de la empresa desde abril, cuando sustituyó a W.J. (Jerry) Sanders III, cofundador y líder de AMD durante 30 años, ha reconocido en la rueda de prensa que “esto no era exactamente lo que yo imaginaba que sería mi primera presentación de resultados” y ha insistido en que “el segundo trimestre ha sido para la industria del PC, lo que algunos de vosotros habéis descrito como la tormenta perfecta”.

Hace algo menos de un mes, el segundo fabricante de chips se unió a lista de empresas lanzadoras de profit warnings, advirtiendo de que los ingresos del segundo trimestre caerían entre un 22% y un 24% respecto a lo previamente estimado, lo que le provocaría unas notables pérdidas operativas. También Intel había anunciado pocos días antes una rebaja en sus expectativas de ingresos para el segundo trimestre. Parece que AMD está empeñado en seguirlos mismos pasos del viejo gigante.

AMD ha asegurado que seguirá controlando sus gastos para poder regresar a los números negros, pero no ha dicho ni una palabra sobre despidos. En esto si que se ha alejado del camino marcado por Intel, que anunció que pondría en la calle a unos 4.000 empleados.

Al sector de los chips se le juntan varias desgracias que no le permiten levantar cabeza, y es que además de un descenso continuado en la demanda, también vive enzarzado en una sangrante guerra de precios. La consecuencia directa es que AMD e Intel no han podido unirse al tren de buenos resultados protagonizados por otras compañías como Amazon o Yahoo!.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios