BAQUIA

Amo las abejas

Nunca se sabe donde surge una pasión. I Love bees es un juego interactivo que lo está consiguiendo. Según la revista Wired, el juego se ha convertido en un éxito instantáneo sin precedentes. El juego es quizás el mejor y último de los denominados juegos de realidad alternativa, y ha estado presente incluso en los recientes debates presidenciales de EEUU.

El juego consiste en contestar a una serie de preguntas formuladas en teléfonos publicos. Los jugadores disponen de unas coordenadas GPS en la página web que les informa de la ubicación de estos teléfonos y de la hora en la que sonarán. Si responden acertadamente, podrán conocer 30 segundos más del desenlace de la historia que se narra en I love bees, un ataque al planea Tierra por fuerzas alienígenas en el el año 2552. Incluso pueden tener suerte y recibir una pregunta que se incorporará al desarrollo de la propia historia.

Se trata de lo último en juegos interactivos, una forma de entretenimiento que está todavía en su infancia y que ofrece un amplio campo de acción a los emprendedores imaginativos. De momento, en EEUU más de un millón de usuarios únicos han visitado la avispada web, según sus diseñadores. En realidad, se trata de una nueva forma de narración que, en casos como el descrito, se convierten en pasión colectiva que se desata cada vez que el juego ofrece una vuelta más a la narrativa.

Algo que, en España, está poniendo en práctica Differendgames, la empresa de los hermanos Jorge Juan y Silvia García que ha creado Négone, cuyo entorno físico se proyecta ya hacia la Red para promover efectos de interacción desconocidos hasta ahora.

Todo queda por inventar.

También en Baquía:


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios