BAQUIA

Amoeba: vende y convence

Es fácil creer que en el mundo de la música no existe margen de negocio ya. Las grandes discográficas compiten además de consigo mismas, con el \”peer-to-peer\” y con el “top manta”. Sin embargo, desde sus inicios hace ya 12 años en Berkeley, la tienda de discos Amoeba era el “secreto a voces” de los grandes aficionados a la música. La empresa ha hecho un negocio de éxito a partir de un mercado de nicho: la venta de discos de compositores poco conocidos, pero con seguidores aguerridos y dispuestos a cruzar el país por su música. Así lo reconoce Fast Company en su reciente artículo \”What\’s selling in America\”.

Y es que los destinos de Internet y la música se cruzan. Mientras la industria discográfica tiene hoy un alto porcentaje de las ventas totales anuales de música, en realidad, representa a menos del 5% de los músicos que producen. Este desequilibrio hará que Internet se convierta pronto en un nuevo mercado de difusión, distribución, regalo y venta de música. No, no estamos hablando del mero intercambio a la Napster, sino de la aparición de infomediarios que serán capaces de promocionar la venta de discos especiales porque tendrán, sobre Internet, tendida una red que alcance los lugares más recónditos del mundo en los que se encuentren sus clientes potenciales.

Las discográficas serán inevitables para el gran éxito, por lo menos en los próximos años, pero empezaremos a ver a empresas de gran éxito que promocionarán, digamos, power-pop del Zaire, y serán capaces de venderla a muy bajo precio a cientos de miles de conocedores.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios