BAQUIA

AO Innovation Summit, centro del universo tecnológico

El Always On Innovation Summit, que se está celebrando en Stanford (EEUU), se ha convertido por derecho propio en uno de los principales eventos tecnológicos del planeta. Hablamos de un sitio de encuentro entre inversores y startups de EEUU y Europa -sin olvidar a otras partes del mundo-, en el que se pueden obtener interesantes conclusiones sobre el futuro de la tecnología y cómo afectarán las nuevas aplicaciones a nuestras vidas.

Bien, pues parece que, a pesar de todo esto, el acontecimiento ha despertado un interés casi nulo en España, como viene siendo habitual. Y obviar a Silicon Valley es obviar el centro neurálgico de la innovación y la potencia emprendedora. Porque, además, pasados ya felizmente los tiempos de las empresas y proyectos sobrevalorados y la subsiguiente burbuja, el valle vuelve a mostrar la mejor de sus caras.

Días, sí, de hacer pasillos sobre todo; de buscar el proyecto estrella, en el caso de los inversores, y de tratar de arañar dinero, por lo que respecta a los emprendedores. Y, en este sentido, Europa (y España) tienen que hacer examen de conciencia, ya que su desarrollo tecnológico se está retrasando peligrosamente por culpa de una excesiva renuencia a lanzarse en brazos de las novedades.

Porque por detrás -casi ya al mismo nivel, en realidad- viene China, pisando con potencia inusitada. China lanza al mercado cada año miles de ingenieros; su fuerza intelectual e industrial le convertirán a corto/medio plazo en una de las reservas tecnológicas más importantes del mundo. Algo que en menor medida podría ser aplicable también a India.

Capital riesgo

Por ello, el capital riesgo, que lo que pretende es obtener liquidez, tiene ya a EEUU como prácticamente la única opción posible para conseguirlo. Curiosamente, la Universidad de Stanford, donde se celebran las jornadas que venimos glosando, junto con el MIT y otras instituciones norteamericanas las que deben garantizar el ascenso de nuevos y jóvenes empresarios que aporten savia nueva al sector. Lo cierto es que el capital aventurero busca cada vez más la seguridad.

Como no podía ser de otra manera, la situación de la información en el mundo -y más concretamente, del fortísimo impacto que para los medios de comunicación tradicionales ha supuesto la blogosfera- se ha convertido en uno de los temas que mayor atención han suscitado entre los participantes. Es algo que ya se ha visto en el caso del software libre: los nuevos modelos de interacción con el usuario podrían acabar dentro de no demasiado tiempo con los medios clásicos.

El blog ha cambiado para siempre la manera de informar, al permitir al ciudadano, al usuario, participar en la elaboración de flujos informativos y contenidos. O bien, comentando las noticias que aparecen en la Red. Y, en numerosas ocasiones, potenciándolas. La idea de que lo mejor es que sobre cada tema escriba aquél que más lo domina ya casi nadie la discute, por lo que las facultades de ciencias de la información -verdaderas fábricas de parados tantas veces- tienen un futuro más que complicado.

Imposible derrotar a la piratería

Otro asunto del mayor interés, y de no menor actualidad: la piratería. Los ponentes, los participantes, en las conversaciones de pasillo, un razonamiento se impone con alguna holgura; el de que es prácticamente imposible acabar con ella. Probablemente, luchar contra la reproducción y difusión de contenidos en las redes P2P, fuera de los circuitos convencionales y, en fin, de la llamada legalidad, esté siendo para las discográficas, para las compañías en general, algo peor que una pérdida de tiempo: una pérdida de dinero.

Para saber más sobre el desarrollo del Always On Innovation Summit, Rodolfo Carpintier, presidente de Baquía.com, ha creado un blog en el que cuenta, de modo tan ameno como informativo, sus experiencias en el evento y lo más interesante de lo que allí se discute.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios