BAQUIA

AOL, nueva niña bonita de la Red

Microsoft, Google, Comcast y ahora también Yahoo pugnan por hacerse con una participación minoritaria de AOL, la filial de Internet de Time Warner, ahora que ha cambiado su estrategia de negocio.

Primero fue Microsoft la interesada en hacerse con una parte del accionariado de la compañía, pero ahora también pugnan por ello Google y Comcast, nada menos que el buscador líder de Internet y la mayor compañía de televisión por cable de EEUU. Hablamos de una operación que podría ascender hasta los 5.000 millones de dólares.

Time Warner y Microsoft iniciaron las conversaciones para formar una alianza a principios de año, pero no fue hasta hace un mes cuando estas negociaciones se hicieron públicas, momento en el que Google y Comcast comenzaban su acercamiento a AOL.

¿Casualidad? Más bien parece que estas compañías le vieron las orejas al lobo. Ahora también ha entrado en las conversaciones Yahoo, aunque ni sus representantes ni los de la filial de Time Warner sueltan prenda al respecto.

AOL ha pasado de languidecer dentro del gran imperio de Time Warner a brillar con luz propia. Desde que decidiera hacer una transformación de su modelo de negocio, se ha convertido en “la más popular del baile”, como dice Gary Stein, analista de JupiterResearch.

Nuevo modelo de negocio

Motivos para ello no faltan; AOL pasará de ser un portal de acceso a Internet sólo para suscriptores a ser una web de libre acceso, con lo que esto conlleva de beneficios potenciales en materia de publicidad online, un suculento bocado que AOL no piensa dejar escapar. Con el eslógan Abiertos para todos, la compañía ha iniciado una campaña publicitaria donde muestra a los usuarios sus nuevos contenidos: música, películas, televisión o juegos.

Pero, aunque sean varios los nombres interesados en AOL, sin duda son Microsoft y Google quienes llevan la voz cantante. Y es que ambas empresas tienen mucho que ganar si consiguen esa participación. AOL es el mayor socio de Google en lo que se refiere a listados de publicidad pagada: en torno a un 12% de los ingresos por publicidad del buscador proceden de los directorios pagados que vende a AOL Search.

Si Microsoft formara una sociedad con AOL, este dinero quedaría fuera de su control, y la compañía de Gates no tardaría en tratar de reemplazar a su gran rival como proveedor de la publicidad en las búsquedas.

La oferta de Google y Comcast no sería, visto así, más que un movimiento defensivo para proteger su liderazgo en el sector. No ha sido casualidad que el acercamiento se haya producido hace apenas un mes, cuando salieron a la luz las negociaciones que Microsoft mantenía con Time Warner. Para Google, dejar que Microsoft gane la batalla supondría pérdidas económicas considerables y un golpe a su privilegiada posición.

Efecto llamada

En cambio, Yahoo tiene un poco desconcertados a los analistas. Sus intenciones no están del todo claras, comenta Stein, que considera que la posible razón de su interés sea el hecho de que haya un par de colosos interesados en la operación.

Es decir, como a Microsoft y a Google les interesa, algo bueno tiene que tener el asunto, sería el pensamiento de Yahoo. Para Rob Enderle, analista principal de Enderle Group, está claro: “De los tres, Yahoo es el que menos necesita esa participación“.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios