BAQUIA

AOL quiere un Windows reducido

Un día después de enfrentarse a las acusaciones de Liberate en las que subrayaba que el coloso de Redmond tiene un poder excesivo en la televisión digital, Microsoft ha reaccionado planteando una cuestión de base que sobrevuela desde hace cuatro años el principal proceso que se trae entre manos: ¿Puede acaso un tribunal dictarle a una compañía cómo diseñar su propio software? Evidentemente, la firma de Gates defiende que no.

El último en testificar hasta el momento en contra de Microsoft ha sido John Borthwick, vicepresidente de su archirrival AOL. Como era de esperar se ha mostrado contrario al acuerdo que Microsoft alcanzó en un principio con el Departamento de Justicia, y ha solicitado que se revise la estrategia .NET.

Borthwick también ha puesto mucho énfasis en la necesidad de que el coloso del software ofrezca una versión rebajada de su sistema operativo (sin determinados programas como el navegador), algo que también llevan pidiendo los estados \’rebeldes\’ desde hace tiempo. Según este directivo de AOL, una versión \”modular\” de Windows es imprescindible para restablecer una adecuada competencia en el mercado de los sistemas operativos.

Microsoft se niega en banda a aceptar esta posibilidad, por lo que puede convertirse en uno de los grandes escollos del proceso. La compañía de Gates mantiene desde hace tiempo que es libre de incluir lo que le venga en gana en Windows. A Colleen Kollar-Kotelly, encargada de decidir las restricciones a imponer (aprobar el paquete existente o añadir nuevas penas), no se lo están poniendo nada fácil.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios