BAQUIA

Apple abre su quinta tienda en San Francisco

¿Qué puede motivar a una persona adulta, padre de familia, empleado modélico, a pasar dos días a la intemperie y bajo la lluvia para conseguir ser el primero de una cola? La respuesta no es obvia, sobre todo si no se explica que hablamos de un fanático de Apple con residencia en San Francisco.

Según cuenta Reuters, Ulan McKnight tuvo la paciencia de dormir dos nochas al raso esperando la apertura de la nueva tienda de Apple en San Francisco, la quinta de la empresa, que ya tiene otras cuatro en Nueva York, Chicago, Los Angeles y Tokio. Apple se convierte poco a poco en cadena de distribución, con una experiencia de compra que justifica que sus fanáticos esperen días haciendo cola a las puertas de sus locales. Cada apertura de un nuevo comercio de ladrillo de Apple se supone un suceso extraordinario para la ciudad en la que tiene lugar el acontecimiento.

En San Francisco, muy cerca de la sede de Apple en Cupertino, la inauguración se convirtió en un evento multitudinario que contó con la participación del alcalde y todas las fuerzas vivas de la ciudad. Suficiente para que alguien como Ulan celebrara su cuarenta cumpleaños esperando a poder entrar el primero en la nueva tienda, cargado con todos los deseos de compra posibles.

La experiencia de comprar un Apple se puede saborear en los 76 centros distribuidos por todo los EEUU, además de unos pocos centros neurálgicos en otros países, como el de Tokio, en los que Apple tiene una gran visibilidad.

El nuevo posicionamiento de Apple en la industria de la electrónica de consumo, junto con el éxito de su producto i-Pod, están cambiando de forma drástica la forma en que la empresa, en otros tiempos centrada en el Mac, afronta sus nuevos retos.

La distribución directa, todavía una pequeña parte de sus ingresos, crece con esta nueva apertura y da paso a intuir nuevos movimientos de la empresa dentro como fuera de los EEUU.

También en Baquía:


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios