BAQUIA

Apple se pasa a Intel y pagará 100 millones de dólares por problemas con iPod

Apple, que venía usando los procesadores PowerPC de IBM desde 1994, iniciará una fase de transición a los chips de Intel. La compañía planea que sus PC de gama baja, como el Mac Mini, integren chips de Intel hacia mediados de 2006, y que los modelos de gama alta, entre ellos el Power Mac, lo hagan a mediados de 2007. El anuncio oficial se realizará hoy por parte de Steve Jobs, máximo responsable de la compañía, durante el Worldwide Developer Conference de Apple, que se celebra en San Francisco (EEUU).
El detonante de este cambio está en las relaciones entre Apple e IBM, que han sido bastante malas en determinadas épocas, como cuando la primera criticó duramente a la segunda por problemas en los procesadores. En los últimos meses, mientras Apple quería apostar por una mayor variedad de procesadores PowerPC, IBM tenía seridas dudas sobre la rentabilidad de un negocio de bajos volúmenes de producción. Intel domina el negocio de procesadores de PC con una cuota de mercado del 81,7% en el primer trimestre de este año, frente al 16,9% de AMD, según datos de Mercury Research.

Por otra parte, cuando Apple lanzó el iPod en 2001, aseguró que la batería del reproductor portátil de música digital duraría unas ocho horas. Pero algunos usuarios descubrieron que sus aparatos se quedaban sin energía en menos tiempo, y ocho de ellos denunciaron en 2003 lo que consideraban un engaño. A estos se unieron muchos más, hasta que el caso se convirtió en una denuncia colectiva tramitada por el Tribunal Supremo del Condado de San Mateo, en California (EE UU). La acción legal no recibió mucha publicidad, pese a que se sumaron en poco tiempo más de 12.000 personas.

Dos años después, Apple ha acordado compensar a sus clientes con 50 dólares para gastar en productos o servicios de la empresa, una extensión de la garantía y el cambio del aparato para quienes sufrieron problemas. Hasta dos millones de estadounidenses podrán acceder a esta compensación, que supondrá un desembolso de unos 100 millones de dólares para la compañía.

Además, los usuarios que tuvieron problemas con la batería pueden reclamar que ésta -el recambio se vende a 99 dólares- o el propio iPod sean sustituidos. El acuerdo que promete cerrar el litigio extiende además la garantía de estos reproductores musicales durante otros dos años.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios