BAQUIA

Australia sienta precedente sobre dónde deben juzgarse los casos de difamación online

Un tribunal australiano hadecidido que las difamaciones en Internet pueden ser juzgadas en su país pormucho que hayan sido publicadas en Estados Unidos. La sentencia sienta unprecedente que puede traer cola.

El artículo de la discordiafue publicado en la revista Barron’s, editada por la empresa Dow Jones & Co.En él se difamaba al magnate australiano de la minería Joseph Gutnick. Ésteinterpuso una demanda acogiéndose a que leyó el artículo en la ciudadaustraliana de Victoria. Los servidores de Dow Jones están alojados en NuevaJersey, Estados Unidos.

Desde el primero momento,el denunciado trató de que el caso se dirimiera en Estados Unidos, donde lalegislación sobre calumnias está considerada más liberal que en Australia. DowJones se había defendido señalando que juzgar a los editores en Internet pordifamación en las jurisdicciones donde se ha descargado el material puedepromover a reclamaciones en todo elmundo y a restringir la libertad de expresión.

Su defensa no fue apoyadapor el tribunal, para el que sólo puede aceptarse una demanda si la persona quedenuncia tiene en juego su reputación en el lugar en que se publicó elmaterial.

Tras conocer la decisióndel tribunal de su país, Gutnick se mostró satisfecho. “Tendrán que tenermucho cuidado con lo que colocan en Internet. La Red no es diferente a unperiódico normal. Tienes que tener cuidado con lo que escribes”, señaló elafectado a una televisión.

La trascendencia del casorepercutirá sobre los medios de comunicación, ya que es la primera vez que unalto tribunal de un país ha concretado dónde se sitúan las publicaciones enInternet en casos de difamación y sienta precendente.

Asimismo, el tribunaladmitió a trámite que dieciocho compañía intervengan durante el juicio. Entreellas se encuentran AOL Time Warner, Amazon, Press, Bloomberg LP, NewsCorporation, Reuters y Yahoo!


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios