BAQUIA

Avánzit ve una luz tras la suspensión de pagos

Ante la imposibilidad de renegociar su deuda, el consejo de administración del grupo de telecomunicaciones, medios y tecnología Avánzit decidió presentar suspensión de pagos, tanto de la matriz como de la filial Avanzit Telecom. Sin embargo, no se solicitará la suspensión de pagos de las otras dos filiales del grupo, Avántiz Media y Avánzit Tecnologías. La CNMV suspendió cautelarmente la cotización de Avanzit, cuyos títulos cerraron su última sesión a 1,89 euros, con una caída del 7,8%, tras una semana de batacazos continuos.

Al cierre del pasado ejercicio, la deuda de la empresa ascendía ascendía a 240 millones de euros y los resultados de 2001 no eran muy prometedores. Los ingresos 460 millones de euros y las pérdidas 52,8 millones de euros (debidas al declive del sector a la aportación de 77,6 millones de euros como provisión de extraordinarios) fueron modificados, a peor, una vez realizada la auditoría externa: las pérdidas se elevan a 60,41 millones de euros y la facturación se quedaba en 237,42 millones de euros. En el primer trimestre de 2001 las pérdidas netas ascendieron a 9,98 millones de euros, frente a los 1,28 millones de beneficio del mismo periodo del año anterior; y las ventas cayeron un 24,7%, hasta los 85,23 millones de euros.

En los últimos meses el grupo llevó a cabo un duro plan de ajuste, que preveía una reducción del 40% de la plantilla, que no ha resultado suficiente.

Los administradores de Avánzit no descartan la posibilidad de poder levantar la suspensión de pagos si cristalizan las alternativas planteadas a las entidades crediticias. La mayor parte de la deuda, 148,74 millones de euros, corresponde a acreedores a corto plazo. Su principal acreedor es el Santander Central Hispano.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios