BAQUIA

Banda ancha y servicios de pago, una relación no tan clara

La situación para los proveedores de servicios y contenidos de pago va mejorando paulatinamente, aunque con lentitud. Actualmente, la media de ingresos provenientes de los suscriptores en este tipo de empresas se estima en torno al 5%.

La adopción generalizada de la banda ancha siempre se ha señalado como uno de los factores que aumentarán el porcentaje de usuarios dispuestos a pagar por el acceso a contenidos y servicios de mayor calidad.

Según una reciente investigación llevada a cabo por Forrester, existen tres factores que determinan la propensión de los internautas a pagar por el acceso a contenidos: la experiencia online, disponer de acceso de banda ancha y la utilización de servicios inalámbricos.

  • Con estos condicionantes, los servicios por los que más dispuestos estarían a pagar los usuarios estarían relacionados en primer lugar con el entretenimiento (descarga de videos, streaming, descarga de música) y la comunicación (acceso a sitios en los que los clientes opinan sobre productos, llamadas telefónicas a través de la red IP, publicación de páginas web personales).
  • Entre las diez principales disposiciones al pago, aparecen a continuación las relacionadas con las finanzas (acceso a contenidos financieros, asesoramiento).

¿Por qué servicios están ya pagando los internautas?

Los anteriores datos de Forrester muestran una clara correlación entre la disponibilidad de banda ancha y la disposición a pagar por el acceso a servicios y contenidos. Esta relación puede explicarse hasta cierto punto en función de la capacidad adquisitiva de los usuarios, que a medida que cuenten con más renta, también serán menos reticentes a pagar por determinados servicios.

Sin embargo, aunque es indudable que la posibilidad de acceder a contenidos de mayor calidad, algunos de ellos impensables si no se dispone de conexión de banda ancha (como por ejemplo, la descarga de videos), aumentará la disposición de los usuarios a pagar por dicho acceso, no debe confiarse exclusivamente en este factor como determinante del pago.

La prueba de este hecho puede observarse en los servicios y contenidos por los que los internautas están ya pagando para acceder. De esta forma, se observa que entre los 25 primeros sitios de suscripción en la actualidad (excluyendo los sitios con contenidos para adultos, que en 2001 recibieron el 70% de los 252 millones de euros que los europeos gastaron en suscripciones online), apenas un 20% ofrece contenidos de banda ancha.

  • La empresa coreana NCSoft cuenta con 4 millones de usuarios que pagan por acceder a sus juegos online.
  • En segundo lugar aparece Classmates Online, una empresa dedicada a poner en contacto a antiguos compañeros de estudio, y que cuenta ya con 1,6 millones de suscriptores y unos ingresos de 36 millones de dólares en 2001.
  • American Greetings, que cuenta con varias webs para el envío de tarjetas y felicitaciones, aparece en tercer lugar, con 1,4 millones de suscriptores. También destaca en quinto lugar Ancestry.com (casi 800.000 suscriptores y 34 millones de dólares de ingresos en 2001), empresa dedicada a la investigación genealógica. Estos servicios dan una muestran del papel fundamental que la comunicación desempeña entre los internautas, a menudo a través de la creación de comunidades; es también el caso de Match.com, empresa de contactos personales con 527.000 suscriptores y 49,2 millones de dólares ingresados en 2001.
  • Con respecto a los contenidos, destacan los financieros, con Wall Street Journal en octava posición (640.000 suscriptores) y The Economist en decimonovena (137.000), y los deportivos (Sporting News aparece en decimocuarto lugar).

Características de los servicios por los que pagarán los usuarios

Forrester señala una serie de factores que a medio y largo plazo permiten albergar esperanzas con respecto al crecimiento de los ingresos por acceso a contenidos de suscripción:

  • Progresivo abaratamiento de los equipos informáticos y del acceso a Internet, que permitirá a los internautas disponer de mayor presupuesto para destinar a servicios y contenidos de pago.
  • Disminución del número de empresas que ofrecen contenidos y servicios gratuitos. Actualmente existen alrededor de 2.000 servicios de suscripción, que se van consolidando a medida que desaparecen competidores o que la mayoría de las ofertas de un sector determinado optan por el cobro.
  • Cambios en los hábitos de los internautas, tanto en su actitud reticente hacia el pago , como en el consumo creciente de productos digitalizados (música, vídeo, audio, etc.).

Con todo ello, es posible aventurar que los usuarios pagarán por contenidos y servicios

    • que sean únicos,
    • que no tengan alternativas gratuitas,
    • personalizados para determinados intereses o colectivos,
    • que sólo sean accesibles a través de los canales digitales,
    • que les ahorren tiempo o les ayuden a simplificar tareas.

Las fuentes consultadas para la elaboración de este informe aparecen mencionadas como \”Otras fuentes\”

Temas relacionados:
  • CNET
  • Forrester Research
  • Intermarket Group
  • Jupiter MMXI


    Compartir en :


    Noticias relacionadas

    Recomendamos




    Comentarios