BAQUIA

Bank of America, ChoicePoint y las pérdidas de datos personales

Bank of America ha tenido un descuido que le puede salir muy caro. La entidad financiera ha extraviado los backups en los que estaban almacenados los datos personales de más de 1,2 millones de empleados federales, incluyendo datos referidos a tarjetas de crédito, seguridad social e incluso direcciones de los afectados, entre los que también hay algunos senadores.

Se trata de tarjetas que empleaban trabajadores del Gobierno de EEUU para pagar viajes o realizar compras en nombre del propio Ejecutivo. Unos 900.000 militares y civiles del Departamento de Defensa figuran entre los clientes afectados, dijo un portavoz del Pentágono.

Según fuentes del Senado, las copias perdidas -se extraviaron en diciembre mientras eran enviadas a un centro de archivo de memoria- pudieron haber sido robadas de un avión por los cargadores de maletas. El banco no ofreció detalles de cómo desapareció la información, pero dijo que posiblemente no ha sido malversada. Asimismo, representantes de Bank of America se apresuraron a tranquilizar a sus clientes, asegurando que sus cuentas están controladas y que sus titulares serán notificados en caso de que se detecte cualquier actividad poco usual.

Ahora, los afectados por la pérdida se encuentran en una situación de gran vulnerabilidad ante posibles robos de identidades (necesita registro). Precisamente, los legisladores estadounidenses tratan de conseguir más control sobre las compañías que manejan grandes bases de datos. Porque el caso de Bank of America no es el único; ChoicePoint también está de triste actualidad por el reciente descubrimiento de un fallo de seguridad en su software que ha dejado al menos a 145.000 consumidores expuestos al robo de sus identidades.

Varios senadores han creado un grupo de trabajo para impulsar una ley que limite las actividades de los creadores de perfiles personales (ChoicePoint, Acxiom, LexisNexis de Reed Elsevier) y restrinja las ventas de los mismos. Estas compañías reúnen detallados dossieres sobre los residentes en EEUU y los venden a empleadores, dueños de pisos, agencias gubernamentales y otros clientes.

La semana pasada, un ciudadano residente en Nigeria fue condenado a 16 meses de cárcel por acceder a los perfiles de consumidores de ChoicePoint utilizando un nombre empresarial falso. Los investigadores aseguran que era parte de una red más amplia involucrada en el robo de identidades, en la que están involucrados hackers que asumen la identidad de otros para sus andanzas.

Hace pocos días, un senador demócrata enseñó en rueda de prensa unos perfiles del vicepresidente Dick Cheney, la famosa Paris Hilton y otras personalidades conocidas, en los que se incluían sus números de seguridad social, fechas de nacimiento y otras informaciones privadas.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios