BAQUIA

Bill Gates testificará en el caso Microsoft

Finalmente, el caso Microsoft se llenará de glamour con la presencia del máximo responsable de la compañía, Bill Gates, cuyo testimonio está previsto para esta semana. De esta forma, el mandamás de la empresa con sede en Redmond seguirá los pasos de David Cole, vicepresidente senior de la firma de software, que el jueves pasado se convirtió en primer directivo de la empresa en prestar declaración.

Según afirmó el portavoz de Microsoft, Jim Desler, a Gates no le tiemblan las piernas ante tan magno acontecimiento, sino más bien todo lo contrario. El hombre más rico del mundo está “encantado de tener la oportunidad para testificar en el proceso” con el fin de esbozar “la evolución de la industria de las computadoras y el papel crítico que han desempeñado Microsoft, los fabricantes de ordenadores y los vendedores independientes de programas para acercar los PCs a los consumidores y convertirse en motor del crecimiento económico”.

El responsable de Microsoft ya testificó en los inicios del juicio a través de videoconferencia. Por aquel entonces, la mayor parte de las respuestas de Gates se limitaron a un “no sé” y un “no recuerdo” que levantaron la ira de los fiscales, máxime cuando sus palabras guardaban un sinnúmero de contradicciones respecto a los correos electrónicos que el testigo había enviado o recibido.

Ahora, en cambio, Microsoft prefiere que su máximo responsable dé la cara al igual que lo han hecho “otros testigos”. El procedimiento al que deberá someterse Gates es el mismo que se ha llevado a cabo con otros testigos. Em primer lugar, el presidente enviará a Colleen Kollar-Kotelly, juez encargada del caso, un testimonio escrito para, posteriormente, responder a las cuestiones que le plantee la acusación. Gates defenderá en su texto la importancia de mantener Windows como un producto integrado

La próxima semana, el caso Microsoft pasará a copar algunas de las páginas más importantes de los periódicos de Estados Unidos. La mera presencia de Bill Gates es motivo suficiente para despertar el interés de un juicio que, por el momento, no ha generado demasiados sobresaltos. No obstante, como ya se han encargado de vaticinar muchos expertos, el testimonio del presidente de la empresa de software saciará la curiosidad del público, pero contribuirá bien poco a que Kollar-Kotelly se haga una idea más clara sobre la decisión a adoptar en el caso.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios