BAQUIA

BT dejará en la calle a 5.000 empleados

BT, la segunda compañía británica de telefonía más importante del Reino Unido, ha cogido afición a eso de reducir su plantilla. Y es que no hay un mes en el que la empresa anuncie un nuevo recorte de personal como forma de reducir su abultada deuda. Este mes han sido 5.000 los trabajadores que recibirán el famoso papelillo rosa en marzo de 2003, símbolo inequívoco de que la siguiente dirección a tomar es la de la cola del paro. En lo que se lleva de año, BT ha despedido a 13.000 personas, una forma de demostrar que \”se está siendo consecuente con lo prometido\”, según reconoce la firma.

En este caso, los afectados corresponden a la unidad de ventas. Se espera que una mayoría de los que abandonen la empresa lo hagan de forma voluntaria. BT se encuentra metida de lleno en su política por rascar una libra de donde haga falta. Así, ha puesto a la venta parte de sus bienes, ha congelado su expansión internacional y se ha desecho de las filiales que no eran rentables. Sólo con los despidos anunciados se espera ahorrar 1.200 millones de dólares. Con medidas de estas características, BT ha conseguido reducir su deuda de los 44,44 millones de euros del pasado marzo a 16,5 millones en septiembre.