BAQUIA

Buscadores especializados: profundizando en Internet

Internet es un recurso cada vez más utilizado para acceder a multitud de contenidos e información. Como ejemplo, en los Estados Unidos, donde la penetración de Internet alcanza ya al 60% de la población, con casi 170 millones de usuarios, Internet aparece como la primera herramienta a la hora de buscar una determinada información, principalmente en cuestiones relacionadas con finanzas, ordenadores, viajes o asuntos legales, utilizándose para este fin en el 31,6% de las ocasiones.

Más información en Cómo utiliza el internauta los buscadores

Actualmente, se calcula que existen más de 3.000 millones de páginas en Internet, que crecen a un ritmo aproximado de 7 millones de páginas nuevas cada día. Una gran cantidad de dichas páginas quedan fuera del alcance de los buscadores.
Limitaciones de los buscadores

Los buscadores tradicionales apenas abarcan el 1% de toda las páginas contenidas en la Red, por lo que su utilización puede resultar infructuosa cuando se pretende localizar una determinada información. Se estima que la información disponible en la Red es 500 veces superior a la accesible a través de dichos buscadores. Algunas importantes limitaciones de los buscadores son:

Muchos buscadores sólo localizan las páginas que tienen una antigüedad limitada a un número determinado de semanas.

Además, aunque localicen un determinado sitio, omiten la información contenida en documentos pertenecientes a ese sitio que existen en formato audiovísual, pdf o están incluidos en bases de datos.

El buscador de mayor alcance, Google.com, dispone de 1,24 millones de páginas catalogadas, apenas el 42% de todas las existentes en la Red. Todavía a mucha más distancia aparece el segundo buscador más potente, Fast, un buscador especializado en tecnología, cuyas 575 millones de páginas catalogadas le permiten acceder a sólo el 19% de la información disponible en la Red.

La Red es 500 veces más extensa que lo que abarcan los buscadores

Buscadores verticales

Para solucionar estas deficiencias, y permitir al usuario acceder a búsquedas más profundas y especializadas, cada vez es mayor la presencia de buscadores verticales, que permiten búsquedas especializadas en áreas temáticas, como pueden ser, por ejemplo, sitios exclusivamente dedicados a las finanzas, investigación científica, cuestiones legales o, incluso, chistes y bromas.

La existencia de este tipo de buscadores todavía es desconocida para muchos usuarios, que siguen utilizando los buscadores tradicionales confiando en que la introducción de las palabras clave de búsqueda les conduzca a resultados positivos. Sin embargo, sin ningún tipo de filtro, y dadas las limitaciones en el alcance de estos buscadores, los resultados favorables no siempre están garantizados.

El funcionamiento de los buscadores especializados se basa en agentes inteligentes que discriminan la información contenida en las páginas para evitar ofrecer resultados irrelevantes o excesivamente abultados, seleccionando, mediante criterios previamente establecidos, sólo páginas específicas incluidas en áreas concretas. Algunas formas de funcionamiento de estos ingenios incluyen el análisis de las primeras líneas del código fuente de las páginas o la omisión de páginas protegidas por un copyright.

Las fuentes consultadas para la elaboración de este informe aparecen mencionadas como \”Otras fuentes\”

Temas relacionados:
  • NEC Research
  • Search Engine Watch
  • The New York Times

  • Compartir en :


    Noticias relacionadas

    Recomendamos




    Comentarios