BAQUIA

Buy.com vuelve a las manos de su fundador

En octubre de 1996 Scott Blum fundó BuyComp con la idea de vender computadoras a bajo precio, haciendo llegar los productos al consumidor directamente desde los mayoristas. Un año después, compró SpeedServe (una cibertienda de libros, vídeos y música), cambió de nombre de la compañía y anunció su intención de convertirse en el primer portal de comercio electrónico. Desde entonces ha llovido mucho, y Buy.com ha juntado el hambre con las ganas de comer: la crisis de Internet se unió a su arriesgado modelo de negocio (vender incluso por debajo del precio de coste) y puso a la compañía al borde de la desaparición.

En su primer año vendió 125 millones dólares en hardware y software y, con el respaldo de Softbank, pronto comenzó a gastar ingentes cantidades de dinero en marketing y publicidad. Y llegó la tormenta: comenzaron los despidos mientas caían las ventas en picado y su acción se arrastraba por los suelos (a 17 centavos desde su máximo de 35 dólares) hasta el punto de ser expulsada del Nasdaq. Después comenzó a retirarse de mercados y estuvo a punto de cavar su tumba por la desconfianza de su procesador de tarjetas de crédito.

Las alternativas de Buy.com se reducían a declararse en bancarrota o aceptar la oferta de compra de su fundador, que dejó la compañía a finales de 1999 para emprender nuevas aventuras. Los accionistas han aceptado por amplia mayoría (96%) ceder buy.com a Blum por 23,6 millones de dólares.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios