BAQUIA

China: ni Internet, ni café

En su denodado esfuerzo por evitar el desarrollo de todo lo que suene a Internet, las autoridades chinas han cerrado las puertas de varios cibercafés ubicados en la avenida principal de Pekín, alrededores de los edificios de Gobierno y colegios. De esta forma intenta limitar el uso de la Red entre los más jóvenes.

Otro locales, como los centros comerciales cuya superficie sea mayor a los 5.000 metros cuadrados, sí han recibido autorización para disponer de conexión a Internet. Igual respuesta han obtenido los hoteles internacionales y edificios de oficinas.

Pero de poco les sirve esto último a los ciudadanos de a pié, para quienes los cibercafés son los únicos lugares desde donde pueden acceder a Internet. De ahí que en el último año el aumento de este tipo de locales se haya incrementado de forma significativa. Según cifras aportadas por el propio gobierno chino, el número de salas de estas características aumentó un 153% en 200 respecto al año anterior. Un incremento que las autoridades de Pekín consideran peligroso debido a la \”influencia de Internet en el crecimiento de la juventud y el desarrollo de la sociedad\’\’, tal y como señaló el ministro de Información, Wu Jichuan.

  • En La Vanguardia


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios