BAQUIA

Cloud computing en la UE: ¿se apuesta por su implantación y sus efectos positivos en el empleo?

En un principio cloud computing generó furor, como toda nueva tecnología de gestión de la información. Luego vino la primera evaluación una vez que Amazon EC2, Google Apps, eyeOS, Microsoft Azure y Ubuntu One dieron cuenta de la adopción y utilización a gran escala. La primera duda que surge a nivel global es la seguridad, y la segunda la falta de comprensión por buena parte de los gobiernos y el sector empresarial de sus usos y beneficios. De acuerdo a un artículo de The Economist, basado en un estudio de Cio Magazine, para las empresas y los gobiernos no sólo importa la ubicación de los datos en las nubes, sino la seguridad de información sensible. Por otro lado, si bien el 60% de los empresarios encuestados están interesados seriamente en cloud computing, un 29% no tiene interés y solo un 8% lo ha implementado. Existe el consenso de que cloud computing es una de las tendencias de gestión de la información con mayor futuro, pero aún tiene inconvenientes a resolver en su fase de adopción, como en toda nueva tecnología. No obstante, no se habla mucho sobre los posibles impactos económicos de esta tecnología en la Unión Europea. En un segundo estudio sobre el impacto económico de la difusión del cloud computing en Europa publicado por el Foro Económico Mundial, se concluye que cloud computing dará una contribución positiva y significativa al crecimiento económico ayudando a crear un millón de nuevos empleos y miles de nuevas pymes en la UE, siendo este último el principal mecanismo conductor de todos los impactos positivos en los próximos cinco años. Este estudio considera dos escenarios tomando en cuenta la velocidad de adopción y su impacto en la estructura de costes fijos. En caso de una lenta adopción la reducción en los costes fijos será de 1% y en caso de una rápida adopción será de 5%. La contribución de cloud computing al crecimiento del PIB depende, desde luego, de los países y los sectores. No obstante, este informe da un estimado de crecimiento situado en un rango de 0,05% en el corto plazo (dos años) y con lenta adopción y 0,3% en el medio plazo (cinco años) bajo rápida adopción. Este crecimiento, se verá reflejado en la capacidad de generación de empleo. El mayor impacto en términos de trabajadores lo exhibirá Reino Unido (con 240.000 nuevos trabajadores en el corto plazo bajo rápida adopción), seguido por Alemania (160.000), Francia (100.000), Polonia (94.000), Italia (76.000) y España (69.000). La reducción del desempleo gracias a la introducción del cloud computing en los países europeos estará entre 0,5% y 0,6% en el corto plazo y 2-3% en el medio plazo.

En cuanto a la creación de empresas, el impacto más significativo se espera en un escenario de rápida adopción a mediano plazo en los sectores comerciales mayoristas y minoristas (156.000 nuevas empresas) y en la pequeña y mediana empresa de otros sectores (144.000 nuevas empresas). Este efecto es aún más profundo en países dónde la difusión de las pymes es particularmente fuerte o donde la adopción de las TIC ha sido en términos generales rápida.

Como es fácil observar, parte de los efectos positivos del cloud computing depende de la velocidad de adopción de la nueva tecnología. Existe un número de factores que podrían ralentizar este impacto, tales como la baja comprensión de la tecnología para las empresas, el riesgo sistémico, los asuntos relativos a privacidad e interoperatividad, fiabilidad, complejidad jurisdiccional, seguridad nacional, perdida de control de las TIC y un estado general de inercia o tendencia al status quo. Por esta razón, el Foro Económico Mundial sugiere promover la adopción del cloud computing a través de políticas orientadas a:

  1. Acuerdos entre las autoridades de la UE y los líderes de la industria para lograr un mínimo de patrones estándar para el suministro de servicios de cloud computing promoviendo garantías para la seguridad y la privacidad facilitando así la difusión de esta tecnología.
  2. Continuar con la expansión de la capacidad de Banda Ancha (un área en la que España se mantiene líder).
  3. Introducción de incentivos fiscales para la adopción de cloud computing en sectores dinámicos públicos y privados.

España está en una posición privilegiada para asumir esta tecnología en el mediano plazo al disfrutar de un avance acelerado en el sector TIC. Es lógico que los empresarios no se sientan con plena confianza/seguridad y no cuenten con las mejores perspectivas de inversión en procesos y transformaciones, pero el impacto positivo de este nuevo modo de trabajo puede acelerar las decisiones.

Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios