BAQUIA

Comcast da marcha atrás

La noticia, recientemente publicada de que el tercer cablero de Estados Unidos había empezado a monitorizar y grabar por su cuenta y riesgo y sin previo aviso la navegación de su millón de clientes a su servicio de acceso a Internet de banda ancha, provocó inmediatamente un aluvión de críticas por parte de expertos en privacidad y de asociaciones de consumidores. Algo que, por otra parte, era de esperar.

La respuesta de Comcast ha sido rápida. La compañía estadounidense ha asegurado hoy que dejará inmediatamente de grabar los movimientos de sus clientes. \”No queremos que nadie esté preocupado por el siguiente paso que podríamos dar. Así que simplemente hemos decidido quitar este tema de encima de la mesa\”, ha afirmado Dave Watson, vicepresidente ejecutivo de marketing.

Watson aseguró en su momento que esta tecnología era para optimizar la navegación de sus clientes y que no compartiría la información con nadie. Pero aún así, las cosas seguían sonando mal, ya que los propios creadores de la tecnología, Inktomi, declararon que la compañía de cable estaba recolectando mucha más información de la necesaria para beneficiar a sus internautas.

De las idas y venidas de Comcast se puede concluir que a partir de ahora la privacidad de los internautas va a chocar cada vez más con la necesidad de empresas privadas y gobiernos de garantizar la seguridad. Otra cuestión, no tan evidente, es si alguien se hubiera enterado si el cablero decide no hacer pública sus prácticas. Una pregunta sin respuesta que puede dejar muy intranquilos a los que se preocupan por su intimidad en la Red.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios