BAQUIA

Cómo conocer a los visitantes de su sitio Web (II): Métodos

La información que una empresa de Internet obtiene acerca de sus usuarios puede resultar fundamental para su éxito. Esto se debe a que permite detectar cuáles son los contenidos y productos más demandados y mejorarlos, eliminando aquellos que los internautas consideran de menor interés.

Más información en Cómo conocer a los visitantes de su sitio Web (I): Introducción

Para conocer a los usuarios de un sitio Web se suele utilizar alguno de los siguientes métodos, dependiendo de la naturaleza de los datos que se pretende obtener:

  • Información que transmite el navegador
  • Cookies
  • Información obtenida por medio del registro de los usuarios

Información que transmite el navegador

Cuando un usuario quiere acceder a una página, su navegador de Internet hace una solicitud al servidor, en la que habitualmente se transmite la siguiente información sobre el usuario:

El navegador proporciona abundante información acerca del usuario
  • El ISP (Internet Service Provider o Proveedor de Servicios de Internet) por medio del cual se está onectando a Internet.
  • El sistema operativo que utiliza.
  • El navegador de Internet con el que se conecta.
  • La resolución de su monitor.
  • El procesador que tiene instalado en su ordenador.
  • El servidor de su ISP con el que está conectado en ese momento, que cambia cada vez que se conecta, excepto cuando se dispone de una conexión continua (normalmente cuando se utilizan dispositivos de banda ancha).
  • La dirección IP (Internet Protocol o Protocolo de Internet), que también cambia cada vez que el usuario se conecta al ISP, con las mismas excepciones que en el caso anterior.
  • La última página que ha visitado.

El servidor de la página web recibe toda esta información cada vez que se solicita una página, por lo que puede realizar un seguimiento del usuario. Sin embargo, este método presenta serias limitaciones, ya que cuando cambia la dirección IP (en la mayoría de los casos, cada vez que el usuario se conecta a Internet) se pierde el seguimiento realizado anteriormente. Para conseguir identificar al usuario a lo largo del tiempo, se suelen utilizar las cookies.

Cookies

Una cookie es un pequeño conjunto de datos que envía el servidor de páginas web al navegador del usuario, que lo almacena en un archivo de texto. Posteriormente, el servidor puede solicitar esa información que está guardada en el ordenador del internauta, de forma que el usuario está identificado siempre que se conecta. Normalmente no se notifica al usuario de la existencia de estos intercambios de información que le identifican, aunque algunos navegadores dan la opción de consultar si se acepta o no una cookie, o establecer que no se acepte ninguna.

Un mecanismo que se puede utilizar cuando el usuario no acepta una cookie es realizar un seguimiento de las páginas que visita en una sesión añadiendo información a la dirección de cada página. De esta forma, se añade al final de la dirección un signo de interrogación seguido de los valores de las variables que se habrían incluido en el archivo de la cookie, y los valores se pueden almacenar en una base de datos.

El usuario tiene la opción de rechazar la cookie

Los principales inconvenientes que conlleva el uso de este sistema de seguimiento del usuario son:

  • Se pierde la capacidad de identificar al usuario en una sesión futura, por lo que se utiliza para conocer sus preferencias en cada sesión.
  • El usuario no puede añadir una página a su lista de favoritos, ya que la parte de la dirección que consiste en los valores de las variables no existe realmente, por lo que se obtendrá un error.

Por su parte, la información que se incluye en una cookie puede ser muy variada, aunque las siguientes categorías son las más utilizadas:

  • Un identificador del usuario: en estos casos se utiliza la cookie para identificar al usuario en una base de datos, que es donde se almacena la información del internauta.
  • Preferencias del usuario: normalmente se utilizan para personalizar la página, de forma que el internauta ueda establecer el contenido y apariencia de la página web que visita.
  • Nombre de usuario y contraseña: en los sitios con acceso restringido, el servidor puede comprobar automáticamente que el usuario tiene derecho a acceder a distintas secciones por medio de la cookie, evitando la necesidad de solicitar estos datos en cada cambio de página. En estos casos, los datos se encriptan antes de almacenarlos, de forma que no sea posible conseguir la clave desde el archivo en el que se guardan las cookies.

El mayor inconveniente que presentan las cookies es que pueden ser poco efectivas al ser rechazadas por los usuarios. La razón para este rechazo la encontramos en la preocupación de los internautas por:

  • La seguridad de los datos: aunque se toman las medidas necesarias para proteger estos datos por medio de la encriptación, existe la percepción de que se ponen en peligro.
  • La privacidad: algunos usuarios no desean que se conozcan sus movimientos en una página, ni que nadie conozca sus preferencias.

Información obtenida del registro de los usuarios

Para obtener un perfil de los usuarios, la empresa de Internet puede solicitar que éstos se registren, de forma que deben que introducir ciertos datos personales como parte del proceso. Normalmente se ofrecen ciertas ventajas a los usuarios registrados, como acceso a un mayor número de páginas o la recepción de boletines.

Una vez realizado el registro, se suele incluir esta información en una base de datos con la que se realiza el seguimiento de todos los usuarios. Ésta se utiliza habitualmente de forma conjunta con las cookies para conseguir más datos sobre el perfil de los usuarios de la página y sus preferencias.

Las fuentes consultadas para la elaboración de este informe aparecen mencionadas como \”Otras fuentes\”.

Temas relacionados:
  • Cookie Central
  • World Wide Web Consortium

  • Compartir en :


    Noticias relacionadas

    Recomendamos




    Comentarios