BAQUIA

Cómo y por qué deben las compañías adquirir información

Si a usted le han encomendado la tarea de gestionar y adquirir información para su empresa, está ante un auténtico desafío. Las compañías que ofrecen servicios interesantes para su empresa aún no son muy conocidas en España y Latinoamérica. Tratemos de entender a este sector y qué tipo de soluciones ofrece.

¿De qué tipo de tecnología puede hacer uso una compañía para seleccionar y estructurar el vendaval de información que genera (interno) y que le llega de fuentes externas?

Encontrar información adecuada puede suponer una auténtica pesadilla, especialmente en lo que se refiere a la información interna. Con este objeto se han desarrollado tecnologías (software de taxonomía) que transforma información sin estructurar indexándola, clasificándola y contextualizándola.

Según Lou Gatham, analista de la consultora estadounidense Gartner, \”la gestión de contenido típicamente supone un gasto de entre un cuarto y medio millón de dólares para las grandes empresas. Muchas compañías se están cansando de los quebraderos de cabeza que supone hacer la gestión desde dentro de la compañía y prefieren contratar a una compañía especializada\”. Entre las compañías que ofrecen estos servicios están Vignette, Broadvision e incluso, IBM y Microsoft.

¿De qué sistemas se dispone para encontrar inteligencia competitiva externa?

Por un lado están los motores de búsqueda generales como Yahoo! y Google. Además, hay sistemas más especializados. Es aquí donde entran en juego diversas compañías, en algunos casos, pertenecientes a sectores diferentes. Estas empresas han desarrollado híbridos entre sistemas automatizados y humanos de indexación.

Se trata de los brokers de contenido (infomediarios) como NewsEdge, Comtex y de los rastreadores de contenido (entre los que están Moreover y Connotate). Asimismo, algunos servicios de distribución electrónica de información empresarial (Lexis-Nexis, Factiva etc..) también disponen de estos sistemas.

¿Cómo se puede comprar contenido y a quién?

Algunas de las empresas que venden contenido para compañías se citan en el párrafo anterior. Según la consultora estadounidense Outsell, la adquisición de contenido por parte de las empresas se está globalizando, debido a que muchas multinacionales del sector están centralizando sus compras para sus unidades periféricas, para así obtener un mayor poder de compra y, por tanto, mejorar su posición negociadora ante los proveedores de contenido.

¿Cuál es el gasto típico en contenido de una gran compañía?

Según un estudio elaborado por Outsell, doce de las mayores compañías farmacéuticas del mundo, con ingresos superiores a los 10.000 millones de dólares, se gastaron en 2001 un promedio de 18 millones de dólares anuales en servicios de información. De este importe un 46% corresponde a compra de contenido \”puro\” (sin incluir servicios).

El gasto de contenido por empleado ha bajado en los últimos años, debido a la etapa de concentración (fusiones) del sector farmacéutico que origina que un sólo presupuesto de compra de información/contenido se distribuya entre un mayor número de empleados.

Pero el gasto de las empresas en información dependerá de la industria…¿no?

Exacto. El sector financiero, por ejemplo, requiere de muchos datos, debido a que trabaja en gran medida a partir de la información de las cotizaciones de los activos financieros en los mercados. Según Outsell, en promedio un banco de inversión se gasta 32,6 millones de dólares anuales en servicios de información financiera (datos y análisis sobre mercados financieros). De este importe, un 79% supone gasto en contenido puro. Las compañías Bloomberg y Datastream son las más utilizadas.

Estamos hablando entonces de un mercado enorme…

Inmenso. Tal vez se trate de un contenido menos sexy y más aburrido, pero el volumen total del gasto de las empresas en información no tiene nada que envidiar a los volúmenes que se manejan en los mercados de medios de comunicación orientados al consumidor individual (prensa, televisión y radio).

El mercado mundial de Servicios de Información Estratégica (B2B) registró una facturación de 75.000 millones de dólares en 2001, según datos del banco estadounidense Wachovia Securities. Un 13% de esta cifra corresponde a las Editoriales de Libros para Profesionales, un 27% al sector de Comunicaciones (en sus vertientes de revistas sectoriales, organización de conferencias y websites) y un 60% a Servicios de Información Financiera/empresarial (aquí destaca la distribución electrónica de información por parte de Reuters y Bloomberg).

¿Por qué situación están atravesando las compañías europeas?

Hay importantes diferencias comparado con EE UU. Éstas se basan en el modo que tienen los profesionales europeos de obtener la información que requieren para sus tareas laborales. Mary Corcoran, analista de Outsell, señala que \”los profesionales europeos tienen una menor independencia y autoridad para comprar contenido comparado con sus homólogos estadounidenses\”.

De un estudio de Outsell a 6.300 profesionales de ventas y marketing ingleses, alemanes y franceses de 10 sectores distintos, se desprende que los profesionales de marketing europeos dedican muchas energías a obtener información procedente de fuera de la Intranet corporativa. En concreto, dedican aproximadamente un 15% de su semana laboral a buscar y analizar información. La mitad de ese tiempo está dedicado a la búsqueda de información.

El estudio refleja claras diferencias de como se percibe y valora el contenido de pago en las compañías europeas y estadounidenses. \”Aunque las fuentes de información gratuita en Internet son frecuentemente utilizadas para muchas decisiones diarias, los europeos dependen mucho más de los servicios de información de pago para apoyar decisiones críticas de alto riesgo\”, afirman los autores del estudio. Así mientras que el 67% de los profesionales europeos encuestados favorecen los servicios de pago, sólo el 50% de los estadounidenses dicen tener esa preferencia.

¿Hay más diferencias entre EE UU y Europa?

Sí. Las compañías europeas integran menos a la Intranet la información procedente de servicios de información externos. El profesional europeo sigue acudiendo a portales de información externos a la \”firewall\” de su empresa. Además, en las empresas de algunos países del Sur de Europa aún no se valora mucho la función estratégica de la información. Algo parecido sucede en Latinoamérica.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios