BAQUIA

Con-gestión

Y es que a quién se le ocurre meterse en una startup justo en medio de la crisis generalizada del sector. El resultado fue el esperado, recorte de presupuestos y de personal. Como dijo Jesucristo, "los últimos serán los primeros" …en irse de la empresa.

Era el momento idóneo para entrar en otra empresa que salía del mundo offline para comenzar su andadura digital en la red de redes. Vamos, que les apetecía ser online, sin llegar a saber en ningún momento lo que esto significa (y después de casi cuatro meses en ella siguen sin saber lo que es).

El entorno era ideal, empresa con muchos años de experiencia en su sector, un plantel directivo proveniente de incubadoras venidas a menos, y unas promesas de estabilidad y futuro amparadas por la posición predominante de la empresa. Sin hablar de las habituales opciones, variables, jamoncito jabugo en navidades, parking, seguro médico, etc.

Parece mentira que después de tantos cambios algunos sigamos picando con los cuentos de la lechera que nos venden.

Los primeros días son como en cualquier empresa, colegio o asociación en la que te metes. Todo nuevo, raro, gente desconocida y unos colores en las paredes que pondrían los pelos de punta a Ágata Ruiz de la Prada. Pero ya sabemos que esto no es como empieza, sino como acaba, o en este caso como avanza.

Un mes más tarde de tu incorporación y tras arduas sesiones de café y tabaco con los que ya llevan tiempo en la empresa comienzas a descubrir la realidad, pero poco a poco, tampoco se trata de que te "contaminen" demasiado rápido.

Entre eso y lo que por ti mismo ves, vuelves a poner los pies en el suelo. La empresa es como el 99% de las empresas, un centro de trabajo con tus ratos para reírte, pero no ese patio de recreo con el que todos soñamos.

Empiezas por tus compañeros, muchos de ellos becarios y otros que no lo son pero cobran poco más que ellos. Solo oyes lamentos de lo mal pagados que están, de que en otro sitio cobrarían más. Pero al final no se mueven de la empresa, quizás por miedo al cambio o porque para su cualificación no encuentran otro sitio donde les paguen más.

En otro estrato está el equipo de dirección y los segundos mandos, que curiosamente todos son amigos, primos, familiares, novias, mujeres, exmujeres y algún infiltrado que se hace pasar por amigo de alguien, y que cuando lo descubran será demasiado tarde para substituirlo por un amigo-familiar-conocido.

A partir de este punto ya comienza la labor de poner la empresa en orden a todos los niveles, incluyendo el tecnológico. Y que mejor para esta ardua labor que el contar con la nunca bien ponderada colaboración de la gente de la empresa offline.

De entrada lo más que conocen de Internet es lo de los \”jaquers\” y las \”gripes\” que pillan los ordenadores que se conectan ahí. Sólo un par de ellos han entrado alguna vez en su vida en la Red, lo cual no quita para todos opinen y traten de imponer su criterio: \”habría que poner este jueguecito en esta sección\” y luego miras y el juego es un CD del Doom para PlayStation.

Y claro, la primera vez tratas de explicar amablemente el porque pueden poner juegos en la web, y menos si es un CD y para PlayStation. La segunda vez eres menos cortés y tratas de que por fin comprendan la diferencia, para acabar haciéndote quedar como una persona desagradable y agresiva cuando optas por la vía rápida de mandarlos a la mierda.

Para tu sorpresa, esa persona es la cuñada del director general de la parte offline y acabas recibiendo una reprimenda de tu propio director general porque la otra se fue quejando de lo mal que la habías tratado. Claro que no le explicó las dos semanas que llevaba tocando las narices con un imposible.

La semana que viene seguiremos viendo la evolución de la empresa desde los puntos de vista del Consejero Delegado, famoso por sus visitas relámpago a las oficinas y esa bonita y cándida sonrisa que te hace recordar el famoso "Dios nos libre de las aguas mansas, que de las turbias ya nos libramos nosotros" y por supuesto del presidente de la compañía, que aún no sabe ni a que nos dedicamos, se limita a saber cuanto se ha gastado y cuanto va a ganar algún día de estos.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios