BAQUIA

Consejos para la adaptación de las pymes a Internet


Con motivo del Congreso organizado por Baquía.com para facilitar el acceso de las pymes a Internet, querría facilitar una pequeña lista de consejos para aquellas pequeñas y medianas empresas que estén considerando seriamente dar sus primeros pasos en la Red:

  • Huid de todos aquellos consejos que no seáis capaces de entender, porque cualquier cuestión tecnológica se puede explicar con palabras sencillas. El argot utilizado por muchos tecnólogos no es más que un escudo de protección para evitar explicar algo que no saben definir de manera sencilla.

  • Aquilatad las inversiones al tamaño de vuestra compañía, nunca al revés. Esta idea, que parece obvia, no se cumplió en la fase anterior, llevándose de esta forma muchos proyectos de Internet por delante.

    Aquilatad las inversiones al tamaño de vuestra compañía

  • Por muy pequeña que sea la empresa, siempre existen herramientas que pueden ser útiles. Si aprendéis a usar la Red podréis comprobar cómo muchas de esas herramientas están disponibles en Internet, ya sea gratuitamente o a un coste muy reducido. Por ello, sería bueno que os plantearais incorporar a vuestra compañía a alguna persona que domine la Red y sepa utilizarla en beneficio de la compañía para la que trabaja.

  • Antes de invertir, pensad en Internet como una red de conexión entre todos los ciudadanos del mundo (¡ya nos gustaría!) y entonces reflexionad sobre las cosas que cambiaríais en vuestra empresa si esa Red estuviera disponible. De esta forma, se os ocurrirán muchas aplicaciones.

    Cojamos la más obvia y veamos la forma de analizarla: conectar con los demás ciudadanos evitando el correo tradicional, es decir, utilizando el famoso e-mail. Las ventajas que ofrece el correo electrónico son múltiples: tiempo de entrega inmediato; coste adicional casi nulo tras la primera inversión; carteo en un idioma más directo y, por lo tanto, más rápido; contribuye a liberar tiempo al personal administrativo; alertas en caso de no poder llegar al destinatario, etcétera. A continuación, demostradas las ventajas, habría que presupuestar el coste de instalación y asegurarse de que la pyme puede asumir ese gasto. El mismo proceso se lleva a cabo con la web corporativa, Intranet, web transaccional, etcétera.

  • No olvidar las inversiones que se requieren en hardware.

  • Empezad por cosas sencillas, ya que una de las principales ventajas que ofrecen las nuevas tecnologías es que casi siempre permiten la instalación por módulos. El e-mail sería el primer módulo y la web corporativa otro, al que seguirían la Intranet o web del empleado, ventas a través de web, compras a través de web…

    Buscad la justificación de cada inversión que se realice

  • Aseguraos de que el proyecto lo avalan la mayoría de los empleados, no sólo el directivo que aprueba el presupuesto necesario para su desarrollo. Esto, que parece una cuestión insignificante, es clave para el éxito de la iniciativa, ya que en la mayoría de las aplicaciones se cambiará alguno de los procesos de la compañía. Y ya sabemos lo difícil que resulta cambiar una costumbre bien asentada.

  • Buscad la justificación de cada inversión: ahorro de costes, mejora del ambiente laboral, incremento de ventas, mejores controles, más seguridad, etcétera. Se debe ser concreto en este punto y, si la justificación es cuantificable, intentad llevarla a cabo.

    Si seguimos esta pequeña lista de consejos evitaremos muchos de los errores que se han cometido en inversiones tecnológicas del pasado. De hecho, creo que la nueva tecnología se adapta mucho mejor a las pequeñas y medianas empresas que a las grandes. Sus posibilidades de desarrollo por módulos permite a las pymes proceder de acuerdo con su cash flow disponible, un aspecto que antes de Internet era muy complicado. Sería una pena que en España, donde se contabilizan más de 150.000 empresas con más de diez empleados y solo 3.000 de ellas tienen más de 250 trabajadores, no se aprovecharan las ventajas que brindan las nuevas tecnologías para prepararnos de cara al futuro.


    Carlos Dexeus es presidente de Netjuice Consulting.




    Compartir en :


    Noticias relacionadas

    Recomendamos




    Comentarios