BAQUIA

Construcción del criterio de conveniencia en los dispositivos móviles (I)

El criterio de conveniencia a la hora de desarrollar aplicaciones para dispositivos móviles se ha convertido en el factor clave a la hora de determinar el éxito o el fracaso de una iniciativa. ¿Pero qué se entiende por criterio de conveniencia?

Este factor es el más difícil de definir, por incierto, y el que más impacto tiene en la eficacia de una solución inalámbrica o móvil. Puede resumirse como la combinación de las necesidades de un usuario con las condiciones de uso, particulares de ese usuario, con la arquitectura de la información y con el diseño de la interfaz. Para conseguirlo en la construcción de una interfaz hay que tener en cuenta las capacidades tecnológicas –requisitos de infraestructura, seguridad, integración, etc; las particularidades del entorno –incluye la localización geográfica del usuario, las fluctuaciones en la temperatura, las condiciones de iluminación, etc; y otras consideraciones sociales –privacidad, personalización, facilidad del uso, etc.

Existen en el mercado muchas soluciones para conseguir aplicar de forma efectiva el criterio de conveniencia a una aplicación móvil, pero sus diferentes enfoques metodológicos parten siempre de una noción común, el denominado UCD (User Centered Design, o diseño centrado en el usuario). Esta disciplina pretende colocar al usuario en el foco de todas las cuitas previas a la construcción de una aplicación. Así, la recolección, análisis y jerarquización de datos relevantes del usuario pasa a ser tarea fundamental en todas estas metodologías.

Dichos enfoques metodológicos pueden ser resumidos en estos cuatro pasos esenciales:

1. Identificación del usuario
Cuando se trata de una solución corporativa, esta identificación viene dada por el departamento de Recursos Humanos de dicha compañía. Cuando la solución está destinada a consumos abiertos, públicos, la identificación del target puede ser más compleja incluyendo variables sociodemográficas y geodemográficas.

2. Análisis contextual
Estudio pormenorizado del usuario, de la funcionalidad, del momento de uso y del lugar del mismo. Se trata de acompañar al usuario durante día a día y observar in situ todas y cada una de las particularidades propias de uso, jerarquizarlas en función de su impacto en la aplicación y resolverlas anticipadamente.

3. Diseño de la información
Definición del modelo de información y Arquitectura de la Información.

4. Diseño de la interfaz
A la hora de construir una aplicación móvil obviamente también aplican los imponderables que median el diseño de cualquier interfaz: colores, tipografías… Pero a estos hay que sumarle la presentación multidispositivo. Sobretodo cuando se está trabajando sobre una aplicación destinada al mercado abierto. Esa aplicación podrá ser accesible desde un teléfono Wap, desde un handheld con un navegador web, desde un ordenador portátil… En todos y cada uno de estos dispositivos la presentación debe ser homogénea, debe tener una coherencia tanto vertical como horizontal.

Pero no sólo afectan estos cuatro factores. Elementos como la velocidad de transmisión, la ergonomía del dispositivo, las expectativas del usuario, su localización, los mecanismos de personalización… son también factores fundamentales a la hora de construir con garantías una solución móvil. Y todos ellos serán analizados en las próximas entregas de esta serie.

Luis Montero – [email protected]


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios