BAQUIA

Crackers: enemigos dentro y fuera de casa

Parece que hay quórum, sobre todo entre las empresas de seguridad, en que el cibercrimen no para de crecer, y los ciberataques son un asunto con el que hay que aprender a convivir. Así lo afirma también la Encuesta sobre el Cibercrimen 2001 del FBI y del Computer Security Institute. Por primera vez, afirma este estudio, los incidentes causados por ataques desde fuera superan a los originados por amenazas internas. Sin embargo, aunque la tendencia apunta a que los intrusos externos se multipliquen, los expertos consideran que los ‘topos’ perpetran los ataques más difíciles de combatir: saben donde más le duele a la empresa y ocultan fácilmente su rastro.

Venga de donde venga el ataque, resulta perentorio avanzar hacia el establecimiento de estándares y políticas sobre seguridad capaces de hacer frente a todo tipo de amenazas.

\”Este año\”, dicen desde Symantec Security Response, \”ha si do el primero en que los ataques internos han superado a los externos; aunque la tendencia se veía venir desde hace tres años y no hay ninguna razón para que cambie bruscamente.

El 70% de las empresas consultadas por el FBI/CSI dicen que su conexión a Internet es uno de los puntos de entrada de las amenazas. Pero también hay que considerar que los ataques externos se suelen identificar más fácilmente y tienen más publicidad que los problemas interno, que ora no se detectan, ora no se airean.

  • Más en Newsfactor

Lo que es evidente es que cuanto más facilidades se da a los ‘malos’, el número de enemigos se multiplica. Los hackers con malas intenciones (crackers) capaces de reventar sofisticados sistemas de seguridad no se encuentran por doquier. Pero si se deja la puerta abierta, puede entrar cualquiera.

En otro informe, esta vez de la General Accounting Office estadounidense, se firma que entre los sistemas más vulnerables se encuentran los gubernamentales, donde, además, se teme más al espionaje internacional y a los fraudes que a las fechorías de hackers malvados.

A las computadoras del gobierno encargadas de la Seguridad Social, los impuestos y otros pagos a la administración se les encontró graves fallos de seguridad, según la agencia gubernamental, que las dejaba abiertas a los hackers, ciberterroristas y al fraude interno.

  • Más en Newsfactor


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios