BAQUIA

Crece el número de “cibercondríacos”

Pese a las numerosas campañas que informan sobre los peligros de la automedicación, cada vez más gente recurre a esta práctica para intentar evitar o mejorar ante una enfermedad. Internet juega un papel muy importante dentro de este sector, debido en gran medida a la proliferación de farmacias online a través de las que los usuarios pueden obtener más medicamentos de forma sencilla, y a la numerosa información que existe en la Red.

Sin embargo, muchas veces las páginas sobre medicamentos y enfermedades pueden ser inexactas, y en numerosos foros en los que se habla de estos temas se dan informaciones erróneas.

Esto puede generar problemas en las personas que sigan recomendaciones que no sean del todo adecuadas para su estado.
Aún así, cada vez son más los usuarios que recurren a Internet para consultar información sobre medicamentos, y el número de cibercondríacos es cada vez mayor. Este crecimiento se está dando en todo el mundo, pero es quizá en Estados Unidos donde se ha visto un aumento considerable en el número de personas que se automedican siguiendo consejos e instrucciones publicadas en la Web.

Según un estudio de Harris Interactive, la media de estadounidenses que realizan consultas médicas a través de Internet ha pasado del 53% de 2005 al 71% actualmente, un crecimiento bastante importante. Más de 160 millones de personas ya han consultado este tipo de webs en lo que llevamos de año y el número de cibercondríacos ha crecido exponencialmente. De hecho, muchas de las personas que han buscado este tipo de información en la web han asegurado sentirse más preocupados por su estado de salud al conocer más enfermedades.

A través de una encuesta a más de mil personas en Estados Unidos, Harris Interactive ha determinado que el 84% de los internautas adultos están dentro del denominado grupo de cibercondríacos. De ellos, un 66% ha afirmado buscar información médica en la Red, aunque tan solo un 26% de forma habitual.

Estos usuarios suelen consultar informaciones de este tipo al menos seis veces al mes; el 88% encontró las respuestas a lo que estaba buscando y un 86% considera que las informaciones médicas que encuentran en Internet son fiables.

Aún así, y pese a estas cifras que los médicos consideran preocupantes, un 58% de los llamados cibercondríacos hablan con algún experto sobre las informaciones que han encontrado por la Red antes de automedicarse o tomar alguna decisión sobre una enfermedad.

www.baquia.com


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios