BAQUIA

Cuidado con los emuladores de Xbox y con MSN Messenger

La picaresca existente en la Red aspira a superar a la de la época del Lazarillo de Tormes, y el último ejemplo viene de la mano de un supuesto emulador de la consola de videojuegos de Microsoft.

Explotando los deseos de muchos aficionados a los juegos de poder disfrutar de los títulos que han salido para Xbox sin tener que comprar la consola, unos programadores maliciosos han creado un emulador que se ofrece de forma gratuita pero que no es capaz de reproducir ni un solo juego.

Aquellos que ejecuten \”EMU_xbox.exe\” no solo obtendrán mensajes de error, también habrán instalado en su disco duro un caballo de troya, una puerta trasera conocida como \”NetBUIE.exe\” que calladamente contacta con varios servidores remotos, incluyendo cuatro de la propia Microsoft y dos de DoubleClick, y comienza a producir impresiones y click-throughs en determinados sitios web generando beneficios para los propietarios de esos nodos.

Por lo visto cerca de 30.000 han visitado el sitio desde el que se ofrecía gratis este emulador desde mediados del pasado mes de abril según estadísticas de la propia página. Normal teniendo en cuenta que era lo primero que aparecía cuando se buscaba \”Xbox emulator\” en Google. Y es más que probable que el programa no estará ya disponible para descarga en muchos otros sitios. Desde luego, no se les puede negar a sus creadores una gran dosis de ingenio.

Y otro problema de seguridad relacionado con Microsoft:, pero si en el anterior no tenía ninguna culpa, en este caso las tiene todas. Los programas de mensajería instantánea del coloso del software, MSN Messenger y Exchange Instant Messenger, tienen una vulnerabilidad que permite que un atacante pueda tomar el control de la computadora.

La voz de alarma la ha dado la propia Microsoft, que inmediatamente ha instado a los usuarios de sus servicios de charla en tiempo real (que se cuentan por millones) a que descarguen urgentemente una actualización presentada hoy que solventa ese peligroso error de los programadores de Redmond que fue descubierto por la firma de seguridad Eeye Digital Security.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios