BAQUIA

Cuidado con su bautizo bursátil

Cuando una empresa ostenta el nombre de su propietario mayoritario (como es el caso de Siebel, cuyo nombre proviene de su fundador, Tom Siebel, exempleado de Oracle y envidiado creador del concepto de CRM), es fácil decidir las siglas con las que la empresa va a ser identificada en los índices bursátiles. En el caso de Siebel, es identificada en los parqués como SEBL.

Pero cuando el nombre de la empresa es otro que el de su fundador, caso de Salesforce, el asunto puede convertirse en una oportunidad de marketing. Marc Benioff, CEO de Salesforce, no es persona que deje pasar oportunidades. Así que para su próxima salida a Bolsa ha pedido -y al parecer conseguido- que se la identifique ni más ni menos que con las siglas que identifican a todo su sector: CRM.

Lo que en principio es una gran jugada de marketing puede convertirse en un problema. En las Escuelas de Negocios, siempre se ha recomendado definir una empresa de manera amplia. Una definición muy focalizada la expone a cambios importantes. Un ejemplo claro es el de empresas como IBM o NCR, que a lo largo de sus largas vidas corporativas han tenido que cambiar varias veces su definición para evitar su probable desaparición. un ejemplo concreto de este tipo de error estratégico es el de Wang, que quiso ser identificada con la empresa del tratamiento de texto. Mientras lideraba este sector no se dio cuenta de los cambios que tenían lugar en el mismo, la aparición de sistemas alternativos baratos y de una revolución en la informática personal que les dejó fuera de combate. Hoy Wang ha dejado de existir como fabricante.

Choca pues que Salesforce, que quiere ir más allá del CRM, haya escogido estas siglas como símbolo, lo cual puede suponer una gran ventaja a corto plazo, pero, a medio y largo plazo, puede provocar que se identifique a la empresa con unas prestaciones menos flexibles y variadas de las que ofrece su moderno modelo de negocio.

El tiempo dirá si, el enfado actual de sus competidores en el campo de CRM, le compensa el grado de fijación al producto que su nombre puede llegar a significar.

También en Baquía:

 


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios