BAQUIA

Datos personales: Esos livianos e inquietos pajarillos

Parece que los datos privados de las personas son, sí, cual pájaros de rápidos vuelos, a juzgar por la frecuencia con la que se pierden. La última compañía que se ha visto inmersa en un problema de este tipo ha sido Ernst & Young, ya que uno de sus PC portátiles se ha extraviado y con él la información relativa a 243.000 clientes de Hotels.com.

El ordenador en cuestión fue robado en un coche que estaba en Texas y contenía mecanismos básicos de protección de datos, como la necesidad de una contraseña. El caso es que llueve sobre mojado, porque el pasado mes de febrero Ernst & Young ya perdió otro portátil que contenía información relativa a decenas de miles de empleados de Sun, IBM, Cisco, BP y Nokia.

Pero es que, el mismo mes, extravió otro PC en Miami, donde sus trabajadores decidieron dejar sus sistemas en la sala de conferencias de un hotel mientras lo abandonaban para comer. Aunque los grandes medios de comunicación no se han hecho eco de todos estos desastres, lo cierto es que las cosas pueden ponérsele difíciles a la firma de auditoría si no pone más cuidado.

No acaba aquí la cuestión; otra pérdida de datos de alguna consideración es la que se ha producido en el supermercado Stop & Shop, ya que uno de sus portátiles fue robado o se perdió durante un vuelo comercial. La máquina contenía numerosa información sobre los empleados de la compañía, incluyendo sus números de la seguridad social.

Finalmente, mencionemos la sustracción de los datos privados de 2,2 millones de soldados estadounidenses, que desaparecieron en mayo de la vivienda de un trabajador gubernamental.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios