BAQUIA

De la incertidumbre a la toma de tierra

En la Facultad de Ciencias Sociales y Comunicación de la Universidad del País Vasco, ha tenido lugar durante los pasados 14 y 15 de junio, el II Seminario de Periodismo Digital. La cita ha congregado a algunos de los más relevantes profesionales del periodismo online de España, para reflexionar desde las aulas, junto a profesores y alumnos, sobre los retos y últimas tendencias del periodismo en la Red.

Si en el II Congreso de Periodismo Digital celebrado hace unos meses en Huesca, la palabra más usada para reflejar el estado de la profesión en España fue incertidumbre, la principal conclusión de este encuentro es que tanto empresas como profesionales del sector, tras la crisis financiera de las puntocom, han de reconstruir su identidad pegados al suelo, o lo que es lo mismo, poner toma de tierra al periodismo digital.

¿Local o Global?

Iñigo Kortabitarte, del grupo Correo, expuso la visión de su empresa frente a las oportunidades del periodismo local en línea: \”Frente a la tendencia de los medios de intentar llegar a un mercado o potencial audiencia mundial, también existe una gran cantidad de personas que demandan en gran medida contenido local en la Red\”. Esta búsqueda de referentes puede suponer, según expresó, un importante nicho de mercado para las empresas editoras de ámbito local\”.

Así, Kortabitarte comentó que \”el grupo Correo se ha dado cuenta de la creciente demanda y el lugar en la Red de las publicaciones locales online, y ha apostado por una gestión que ofrezca una respuesta a esta demanda de los internautas de proximidad, es decir, que acceden a la Red en busca de contenidos de su ámbito geográfico, aquellos con los que más se identifican\”. Durante su exposición, Kortabitarte dibujó del perfil ideal del periodista multimedia, dibujo que tiene que ver más con la imagen de Superman si hubiera sido periodista en nuestros días, que con la realidad de las redacciones multimedia. Pero parece ser que esto es lo que demanda el mercado.

De macro a micro

Internet ha cambiado profundamente el panorama de los medios. Antes, para tener una publicación escrita había que tener una rotativa, además de una empresa de distribución, lo cuál no siempre estaba al alcance de cualquiera. Con la Red, cada uno puede hacer su propia publicación. Desde este contexto José Cervera, director editorial de Baquía.com, hizo un recorrido sobre los distintos cambios que ha supuesto la llegada de Internet al mundo de los medios.

Según Cervera, \”los medios de la Red hasta ahora se han financiado en gran parte gracias a la publicidad, pero en Internet el espacio publicitario crece mucho más aprisa que el presupuesto para publicidad, lo que ha llevado a la actual moda del pago por contenidos. Pero el mercado tiene sus propias leyes y uno no vende siempre lo que quiere vender, sino lo que la gente compra. Es difícil imaginar el motivo que llevará a la gente a pagar por lo que puede obtener gratis\” resaltó Cervera.

¿Tiene cabida un periodismo de calidad en los modelos basados en patrocinios y publicidad?, pregunta José Cervera. Si pensamos en ejemplos como el de Salon, donde su director cobra más de 200.000 dólares al año, evidentemente no. En una Economía de la Atención tiene sentido el concepto de publicidad reversa. Hasta ahora hemos vendido información entre los anuncios, pero ahora, los sitios de referencia, las grandes marcas se convertirán en nodos de información. Del batacazo de Internet hemos aprendido que el capital riesgo es tóxico para las empresas de la Red, pues por su propia naturaleza no puede esperar el tiempo suficiente para que las empresas maduren.

El mero ahorro de costes que supone quitar el precio del papel a la empresa periodística (una de las principales reducciones que la Red permite), no es por sí mismo suficiente para alcanzar la rentabilidad. Pero la rentabilidad sí puede encontrarse en pequeñas puntocom o minidot, es decir, pequeñas empresas de costes reducidos que ofrezcan a sus integrantes condiciones de mayor libertad e independencia que los grandes grupos editoriales, y que puedan subsistir por su pequeña estructura aún en tiempos de crisis. Sin estas minidot independientes, estamos abocados hacia un periodismo de agencia en cadena. Quien realmente corre peligro son las empresas periodísticas que intenten transmitir los modelos tradicionales a los nuevos medios.

Vulgarización productiva, copypaste y descontrol profesional

Para Próspero Morán, \”asistimos a unos tiempos en los que la mayoría de productos informativos son parecidos, por no decir, similares. La aceleración en la producción y la facilidad del cortapega en Internet van en detrimento de la calidad informativa. Antes el prestigio del medio, de la cabecera, era lo prioritario y el director debía velar por preservar dicha credibilidad y prestigio por encima de todo. Ahora el director de recursos humanos o el gerente son los que dictan las directrices a seguir, y suelen ser ellos los que nombran a los directores editoriales, lo que conduce a una situación de descontrol profesional\”.

\”Para que un periodista llegue a convertirse en informador, hace falta un rodaje que ahora se nos secuestra\”, expone Morán y continúa, \”la fiabilidad debería ser la principal característica de cualquier medio que se precie, independientemente del formato. Pero, ¿qué buscan las empresas de comunicación para el multimedia? Periodistas polivalentes, repetitivos e inarticulados, lo que ha hecho a la calidad del periodismo ir bajando progresivamente. Aunque como todo tiene su lado bueno, con la llegada de Internet, se ha producido una verdadera revolución, que no es otra sino el final del monopolio de la información. Ahora el periodista puede ser el medio\”.

El gran trecho que separa teoría de práctica

Jesús Canga, destacó la importancia de la tecnología en nuestros días, pero incidió en que, si bien la tecnología es fundamental, no es la base del periodismo. \”Somos periodistas, manifestó, no informáticos. Mi tarea es informar, no ser informático\”. Para Canga, la Red es un nuevo medio de comunicación de masas, pero no cabe entender Internet como medio periodístico, ya que, según expuso \”el porcentaje de información periodística en Internet es ínfimo\”.

Según manifestó, \”los usuarios se conectan muy poco (no concretó cifras) para leer información periodística, y esta tendencia no va a cambiar. Y si la gente no entra en un entorno gratuito, ¿cómo imaginar un medio de pago?\”. Tras esta afirmación y sacando la bola de cristal como él mismo reconocía, sostuvo que \”en dos o tres años las cabeceras digitales van a desaparecer. El resto de los periódicos ni se molestará en estar en Internet, y los que queden, tenderán hacia los portales\”.

Por su parte Javier Díaz Noci, se aventuró por las sendas del darwinismo tecnológico al plantear un profundo debate basado en preguntas tales como si el periodismo digital matará al tradicional; si hablar de periodismo digital es hablar de técnica y no de contenido o si va a morir la profesión de periodista, y concluyó su ponencia afirmando que \”el paradigma de las empresas de medios en Internet, actualmente son empresas que no generan contenidos en la Red, sino que los vehiculan\”.

Realidad virtual, virtualidad real

No todo lo que funciona en el mundo real lo hace en la Red, ni viceversa. Pero las comunidades tienen un lugar destacado dentro y fuera de la Red, que no siempre es fácil detectar. Las hay que constituyen auténticas estructuras de redes entre personas que se unen por intereses afines. Este es el caso de la comunidad gay. De la generación de contenidos para comunidades virtuales habló Ricardo Llamas, quién ante todo expresó \”trabajo para estar contento con el resultado de lo que hago, porque creo que puede ayudar a cambiar algo las cosas, no para hacerme rico dentro o fuera de Internet\”.

Comentó la paradoja del problema de conseguir rentabilidad online de negocios que en el mundo real tienen éxito. \”Es un problema que no está bien resuelto y que da una idea de la dificultad de rentabilizar ideas en Internet\”, expresó Llamas. Asimismo manifestó que \”las comunidades virtuales son el medio idóneo para mantener permanentemente conectadas a muchas personas de intereses comunes que no pueden verse físicamente, bien por falta de tiempo, por vivir en zonas geográficas distintas, o bien porque, como en el caso de la comunidad gay, no puedan mostrar sus tendencias sexuales abiertamente en público, como puede ser el caso de los políticos\”.

La tecnología es como las fiestas…

… tiene vida propia. Una fiesta puede ser preparada concienzudamente y puede ser un desastre o por el contrario, cuando menos lo esperas, una reunión puede convertirse en una estupenda fiesta. Y es que escuchar a Candeira es siempre como una fiesta, y sabe contagiar de una filosofía similar a sus exposiciones sobre tecnología.

Sorpresas como las que se han llevado las grandes empresas de telefonía con el servicio de mensajes cortos de los teléfonos móviles (SMS) son el mejor ejemplo: cuando una tecnología funciona y es fácil de usar, penetra con relativa velocidad en las diversas capas sociales. Así empezaba su exposición Javier Candeira, que habló de las aún pocas explotadas posibilidades para la radio en Internet, aunque aprovechó para darle un buen repaso al estado de la Red.

Candeira habló de su concepción de Internet como canal, no como medio de comunicación, y disertó acerca de como cambian los canales las realidades económicas de los medios, ya que la realidad económica, al añadir velocidad, transforma el sistema. Encandiló al respetable con sus originales teorías y puesta en escena al hablar de la web como hipertexto social, o al disertar sobre la ecología de los medios, una curiosa comparación entre los medios online y el peso específico de las ballenas e insectos de todo el mundo.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios