BAQUIA

De nuevo la empresa virtual

Hemos oído hablar muchas veces de la empresa sin papeles. La empresa virtual es también un concepto que se ha utilizado con frecuencia, y la informática bajo demanda de IBM marcha en esa dirección. Sin embargo, Marc Benioff, CEO de Salesforce, quiere ir más allá, y lanza el concepto \”la red es mi empresa\”.

En un artículo aparecido en AlwaysOn Network, Marc explica su grado de distribución en red, habitual en su empresa, y dice no tener casi espacio físico ni oficinas. Su empresa consiste básicamente en una asociación de servicios en red que se encuentran administrados por terceros y a los que se accede, desde cualquier punto del globo, a través de un sistema propio.

Sus ofertas, sus precios, sus documentaciones, sus resultados, su soporte técnico, el soporte al cliente, las capacidades de traducción… absolutamente todo está distribuido por el mundo. Cada elemento en la empresa que mejor servicio ofrezca, con un interfaz único y con una red en la que trabajan ya más de 500 personas responsables de prestar servicios \”bajo demanda\” a 10.000 empresas en 70 países y en 11 idiomas.

No es un mal plantemaiento si se conjuga con una facturación por encima de los 100 millones de dólares y una rentabilidad alcanzada en menos de 48 meses. La aventura que empezó con un sistema CRM de venta (principalmente a pymes) en modo de pago por uso, se está convirtiendo en un verdadero filón de nuevas aplicaciones. Muchas de ellas aportadas por desarrolladores externos que, como en el caso de Amazon, se consiguen ofreciendo acceso a sus 10.000 clientes y plantenado la cuestión: ¿cómo podemos ganar dinero ambos facilitándole la vida a nuestros clientes, actuale y nuevos?.

El concepto de red potente es la base de esta nueva concepción de empresa virtual distribuida y en red, de la que Salesforce es un alumno aventajado. Veremos cada día más ejemplos de empresas triunfando en el mercado porque cuentan con avanzada tecnología que les capacita para prestar servicio por debajo de los precios de los competidores y mejorar rápidamente su calidad, aunque al inicio no sea perfecta. El roce constante e interactivo con sus clientes les impulsa obsesivamente a satisfacerles.

También en Baquía:


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios