BAQUIA

De nuevo los Sims

Tradicionalmente los juegos de ordenador han estado orientados hacia el público masculino. Las chicas tienen mucha menor selección, y como muchos explican, es una de las razones por las que éstas juegan menos con el ordenador. The Sims, el popular juego basado en la recreación de la vida cotidiana de sus protagonistas creado por la empresa Electronic Arts, parece una excepción importante.

No es que se trate de un juego para chicas. Es un juego para todo el mundo que haya tenido alguna vez la curiosidad por saber como se siente un creador. En su segunda versión, el juego sigue impresionando a personas de cualquier sexo y edad.

Ser capaz de generar sobre la pantalla de nuestro ordenador una ciudad completa ya es de por sí una tarea impactante, que se convierte en fascinante cuando además podemos proveer a la ciudad de habitantes y dotarles de características a nuestro antojo. La calidad de los gráficos y la capacidad de generar caracteres de lo más dispares permite construir entornos de un realismo extraordinario, donde los caracteres de ficción parecen dotados de viva propia.

El diseño de los personajes al gusto del usuario es una de las claves del éxito del juego. Por ejemplo, alguien a quien hemos concedido la categoría de “vago”, no es capaz de sacar la basura y ve con toda tranquilidad como su casa se inunda de deshechos; alguien a quien hemos dotado de un carácter abierto y amigable se presenta a todos sus vecinos una vez le hemos instalado en la casa que acabamos de construirle.

Es un juego con tantos recovecos y posibilidades que existen verdaderos centros de recursos de apoyo en la Red, como The Sims Source o en Portal Mix, donde puedes incluso buscarle novia a tu propio personaje SIM.

Pero tenga cuidado. Un consejo: no se aficione a este juego a menos que disponga de una buena dosis diaria de tiempo libre. Juegar a ser creador puede resultar tremendamente adictivo.

También en Baquía:


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios